Posts tagged ‘neocons’

21/03/2010

La destrucción del Estado como objetivo de guerra ¿se refiere a México y la narcoguerra?

por Pok

En el siguiente artículo sería bueno ver los paralelismos entre la guerra contra el terrorismo en Iraq y la guerra contra el narco en México, por supuesto que hay también grandes diferencias, no he dicho que sean lo mismo pero los autores intelectuales en ambos casos son los mismos; neoconservadores estraussianos sionistas

1) Esa guerra (la de Iraq) no tuvo nada que ver con el terrorismo. En el caso mexicano no tiene nada que ver con un combate verdadero al narco.

2) Fue planeada con mucha antelación. En el caso mexicano primero vino la posibilidad de un plan que después sería el Plan México o la Iniciativa Mérida (dentro el marco del ASPAN) y como podemos ver, en lugar de disminuir a aumentado la capacidad del «narco» y ha venido incrementando sus actos violentos, lo más reciente; el asesinato de miembros del consulado de USA en Ciudad Juárez, es decir una guerra en la que en lugar de ir para adelante con un ejército poniendo el orden, va para atrás y el crimen organizado parece fortalecerse en lugar de debilitarse, y se prevé que dure unos 8 a 10 años más (más que la segunda guerra mundial, por lo que es válido sospechar si ¿lo planearon antes?)

3) La destrucción del Estado. Ya muchos han hablado de México como Estado Fallido (junto con Iraq y Afganistán) aunque, lo que personalmente creo es que en el caso de México, el fallido es el gobierno (espurio), no por que sea incapaz de hacer algo para detener la actividad criminal sino porque sospecho que no quiere detenerla, que ha permitido que la violencia se cada vez mayor y pedir más recursos (deuda) para el dichoso plan Mérida, más intervención de USA en México y poner en una situación de vulnerabilidad al Estado Mexicano mientras que contra quienes de verdad mantiene una guerra e contra los movimientos sociales y grupos progresistas.

Y así podríamos hacer más paralelismos con Iraq y México, guardando las distancias, claro, pero mejor lean el artículo:

.

La destrucción del Estado como objetivo de guerra

En el séptimo aniversario de la guerra contra Iraq

Por Lieven De Cauter
Tribunal BRussell

Traducido para Rebelión por Loles Oliván

Al aproximarse el aniversario de la guerra en Iraq, pienso en lo que escribí hace siete años: que esa invasión ilegal no tuvo nada que ver con la guerra contra el terrorismo sino que fue planeada con mucha antelación y no estaba relacionada con llevar la democracia a Iraq sino la destrucción. Fui abiertamente insultado por decirlo. En el mejor de los casos se me consideró encantador o patético por mi rabia aunque no a nivel de la política internacional.

Mientras me dispongo a

read more »

12/09/2009

Muchas preguntas sobre el 11-S que lo pondrán a pensar

por Pok

Cincuenta preguntas sobre el 11-S

Pepe Escobar
Asia Times Online

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

Ya es de nuevo 11 de septiembre, ocho años después. El gobierno de George W Bush se acabó. La “guerra global contra el terror continúa, rebautizada como “operaciones de contingencia en ultramar” por el gobierno de Barack Obama. La “nueva estrategia” de Obama – una escalada de la guerra – tiene lugar en AfPak. Osama bin Laden puede estar muerto o no. “Al-Qaeda” sigue siendo una entidad que abarca muchos fantasmas. El 11 de septiembre – el “nuevo Pearl Harbor” de los neoconservadores – sigue siendo el acertijo más tenebroso del joven Siglo XXI.

Es inútil esperar que los medios corporativos de EE.UU. y los operadores políticos de las elites gobernantes pidan una genuina investigación exhaustiva de los ataques contra EE.UU. del 11 de septiembre de 2001. El encubrimiento de faltas ha sido la norma. Pero incluso la lumbrera del establishment, Dr. Zbig “Gran Tablero de Ajedrez” Brzezinski, ex consejero nacional de seguridad, admitió ante el Senado de EE.UU. que la “guerra contra el terror” posterior al 11-S es una “narrativa histórica mítica.”

Las siguientes preguntas, algunas ignoradas en parte y la mayoría por completo por la Comisión del 11-S – sólo constituyen la punta del inmenso iceberg del 11-S. Hay que agradecer el infatigable trabajo de 911truth.org; whatreallyhappened.com; arquitectos e ingenieros por la verdad del 11-S; el documental italiano “Cero-una investigación del 11-S”; y los correos electrónicos de lectores de Asia Times Online.

Ninguna de estas preguntas ha sido respondida de modo convincente – según la narrativa oficial. Corresponde a la sociedad civil de EE.UU. mantener la presión. Ocho años después de los hechos, una conclusión fundamental es imperativa. El edificio de la narrativa oficial del 11-S es simplemente inaceptable.

Cincuenta preguntas

1. ¿Cómo es posible que Osama bin Laden vivo o muerto no haya sido formalmente acusado por el FBI como responsable por el 11-S? ¿Será porque el gobierno de EE.UU. – como lo reconoce el propio FBI – no ha presentado una sola pieza de evidencia convincente?

read more »

01/03/2009

El verdadero poder que está detrás de Obama

por Pok

En esta entrevista realizada por el Deep Journal antes del 4 de noviembre de 2008, es decir antes que el pueblo norteamericano votara para elegir a Barack Obama como nuevo presidente, el historiador estadounidense Webster Tarpley, exponía ya sus principales ideas sobre el nuevo mandatario negro [mulato] de los EEUU. Su investigación fue publicada en el libro «Obama, The Postmodern Coup, The Making of a Manchurian Candidate» (en castellano: Obama: un golpe [de estado] post-modernista, la creación de un candidato manchuriano). ¿Representa Obama un verdadero cambio? ¿O se trata del mismo imperialismo con una operación de cirugía estética?

Tarpley sostiene que hay mucho más detrás de la cara carismática de Obama. Luego de los neo conservadores, el verdadero poder detrás del trono ahora es Zbigniew Brzezinski cuya estrategia, según Tarpley, es mucho mas peligrosa y demencial. Habrá un cambio inmediato en la lista de países-blancos, empezando por Pakistán, [pasando por México] lo que va a expandir considerablemente el teatro de operaciones en función de una agenda geopolítica global que apunta a Rusia y China como blancos finales. Tarpley prevé un resultado catastrófico para el mundo en general si los planes de Zbigniew Brzezinski logran avanzar. Si la visión de Tarpley es acertada o no -el tiempo dirá-, pero a nivel del debate público es oportuno tener en cuenta de los hechos y argumentos que avanza. No obstante, pareciera que análisis ya está siendo corroborada por los eventos que se están desarrollando en Asia del Sur Oeste. A continuación los videos.

Parte 1

read more »

01/03/2009

Krauze; fanático del absoluto libre mercado

por Pok

Krauze incita a los empresarios a rebelarse

Álvaro Cepeda N. (Contralínea)

El historiador Enrique Krauze (y sus acólitos del más antiguo conservadurismo a la extrema derecha contemporánea e intelectuales exquisitos prendidos a las ubres empresariales), a raíz de sus visitas (todo pagado) a Venezuela para analizar, a su manera, al populista Hugo Chávez, se ha vuelto más activo ideológicamente.

Y con motivo de sus palenques para presentar su libro –compitiendo con Luis Pazos para ver quién publica más– ha radicalizado su ferocidad, presa de intolerancia política y dizque cultural, propietario que presume de creerse el clon de Paz y deux ex machina intolerante con las demás religiones por él practicadas, para tratar de exorcizar a quienes no comulguen con sus ruedas de molino.

Es fanático del absoluto libre mercado; de la libertad absoluta y fisiocrática; desfasado del “dejar hacer, dejar pasar” (Ronald L. Meek, La fisiocracia), porque ignora el rendimiento histórico desde cuando menos la Ilustración a nuestra modernidad (de Kant a Kelsen); y de que la conducta ha de normarse jurídicamente y si es más o menos democrática y republicana la convivencia de una sociedad abierta, entonces los fines de esos medios jurídicos lo son de carácter republicano-democrático en la dirección de Tocquevielle a Popper.

Krauze se ha caracterizado por su militancia (como prolífico copiador de biografías políticas, sobre todo). Es adversario del priismo y enemigo a muerte del perredismo. Derechoso, sus inclinaciones están por el panismo, quizá repudiando a los yunquistas con los que choca por instinto religioso (El instinto religioso de R.C. Zaehner, y de Salvador Frausto y Témoris Greco, El vocero de Dios). Pero Krauze es, ante todo, exitoso comerciante: libros, conferencias, notas periodísticas, e ideólogo. A su regreso de Venezuela, se fue a la capital de España para celebrar el mesianismo chavista y ser entrevistado (El País, 16 mayo de 2008).

Tiene Krauze a sus preferidos y sólo ellos tienen cabida en su capilla. Han de tener tendencias neoconservadoras, simpatizantes de la democracia “sin adjetivos”, neoliberales que religiosamente postulen el libre mercado con libertad absoluta (pasando por alto la siempre necesaria regulación del mercado antes y después de Adam Smith, y su “mano invisible” con artritis durante todo el lapso del capitalismo “desde hace cuatro milenios y, en particular, del capitalismo de aventureros y de rapiña”).

Krauze, empero, perdona con sus intereses ideológicos y apoya al neoliberalismo comercial y que los mercados sean totalmente libres, como buen darwinista social que es (R. H. Coase, La empresa, el mercado y la ley, y de Norberto Reich, Mercado y derecho). Por lo tanto quiere empresarios, banqueros, financieros, patrones y, en suma, a toda la elite del dinero, dedicados a la explotación de los trabajadores y mucho muy activos, pero sólo apoyando a las políticas conservadoras y derechistas (en su tiempo lo fueron nazis y fascistas), y para combatir al resto de las políticas y máxime si son populistas, izquierdistas como todas aquellas que huelan a pueblo.

Si esos empresarios no la emprenden también contra los del centro a la izquierda, entonces deben ser colgados. Son los empresarios “miopes” (citando para parecer imparcial a Lenin): “Son especialistas en mirar a corto plazo… son tan miopes que nos van a vender las sogas con las que vamos a colgarlos” (Reforma, 12 de diciembre de 2008). Se duele Krauze de la situación política venezolana, mientras pasa por alto la mexicana con los azules del foxismo y del calderonismo.

Obviamente que todos los ciudadanos han de interesarse, actuar en los actos políticos y permanecer alertas políticamente. Pero Krauze los convoca a intervenir desaforadamente: “…En México, seguimos dormidos… el nivel de las páginas editoriales en los diarios es penosamente bajo, salvo excepciones”. No da nombres, tira la piedra y esconde la mano derecha.

Dice este intelectual orgánico del conservadurismo que en Venezuela existe “una izquierda democrática y liberal moderna”. Allá, pues, presume de estar a la izquierda en simpatías. Aquí se alinea a la derecha, y se va como siempre, contra las universidades públicas mexicanas y alaba las venezolanas porque éstas tienen estudiantes de extrema derecha.

En el exquisito Club de Industriales (corbata, saco, camisa blanca, como exigencia para poder librar la admisión, o a la entrada rentan la indumentaria), Krauze “alertó” a los empresarios como él para que dejen a un lado la “antipolítica” (como ya lo hacen a través del duopolio televisivo, a pesar de las sanciones si incurren en financiar campañas electorales contra los de centro-izquierda).

Krauze quiere un castillo de la pureza para constituir partidos y empresarios a imagen y semejanza de su ideología. Siempre ha tenido ambición por el poder, aunque sea tras el trono. Todo su trabajo es sobre el poder (Hans Kelsen, Eros y Kratos o la ambición por el poder de Aristocles, alias Platón). Y lo único que extraña es no tener “huevos rancheros” con harto picante cuando se va al extranjero.

Admira a Lula da Silva, odia a Hugo Chávez, a López Obrador. Admira a Calderón. Eso sí, para todo invoca, metafóricamente y no, al picante del chile (chili o ají, le corrigieron en Chile). La alternativa es clara: empresarios más activos y más allá de la frontera de la “antipolítica” o colgados con las sogas que ellos mismos, como buenos capitalistas del mercado libre absoluto, vendan, como propone el señor Krauze.

Más de Contralínea:

México: Verdades a medias ante la ONU

Robo millonario a Enciclomedia

Normales Rurales Innecesaria: SEP

Tribunales Agrarios, a Juicio

Jorge Castañeda, ex-asesor de Stanford, el Defraudador


23/02/2009

Blackwater se cambia nombre, ahora es Xe, US Training Center, Inc. y va por nuevas guerras

por Pok

Blackwater, ejército privado en busca de nuevas guerras

Pere Rusiñol (publicado en Rebelión)

Están muy preocupados por la situación en Darfur. Cuando hay una catástrofe humanitaria en cualquier lugar del planeta dicen que están a punto para ayudar en lo que sea. Y no pegan ojo por culpa de las penurias de los atuneros al paso de Somalia. El misterioso nombre de la organización es Xe. ¿Una nueva ONG? No. Antes se llamaba Blackwater, el Ejército privado más famoso del mundo , que busca nuevos horizontes tras perder el negocio en Irak y la marcha de George W. Bush de la Casa Blanca.

Blackwater era uno de los principales socios privados de Bush en su «guerra contra el terrorismo» . Fundada por el fundamentalista cristiano Erik Prince, su cúpula cobijó a muchos neocons procedentes del Ejército y de la CIA. Durante años fueron los reyes en EEUU e Irak: han amasado más de 1.000 millones de dólares desde 2001 en contratos federales, según datos oficiales. Y siempre con licencia para operar sin dar explicaciones.

La imagen de Blackwater empezó a tambalearse en noviembre de 2007, cuando una matanza de 17 civiles iraquíes escandalizó al mundo. Pero la Administración de EEUU siguió protegiendo a una de las empresas más emblemáticas de la era Bush en la medida en que reunía tres de las señas de identidad de su política: guerra, privatización y fidelidad republicana.

Ahora, sin embargo, el imperio suma revés tras revés: en noviembre, Barack Obama desplazó a los republicanos de la Casa Blanca. En diciembre, el Departamento de Justicia de EEUU presentó cargos por homicidio contra cinco agentes de Blackwater , que ya han declarado ante el juez. A principios de enero, se puso fin en Irak a la impunidad legal de los Ejércitos privados. Y a finales del mismo mes, el Gobierno de Bagdad revocó la licencia que permitía a Blackwater operar en el país, como ya había hecho en 2007, aunque entonces Bush renovó igualmente el contrato a Blackwater.

Sin marcha atrás

Esta vez, en cambio, la decisión no tiene marcha atrás porque Washington la ha secundado: a principios de febrero anunció que no renovaría la licencia que le permitía operar en el país árabe, aunque de momento sigue en Afganistán.

Los tres meses que han estremecido a la compañía tuvieron su colofón el 12 de febrero: Blackwater ya no existe más. Se ha reencarnado en el vaporoso nombre de Xe y sus directivos aseguran que reenfocarán el modelo de negocio .

«Hacía meses que veníamos trabajando en la reestructuración de nuestras unidades y esta reflexión se ha concretado ahora», explica a Público desde EEUU Anne Tyrrell, portavoz de la empresa.

El nombre Blackwater ha desaparecido de todas las unidades. Xe se refiere al conjunto. Y la división que se dedica a las operaciones en el extranjero es ahora US Training Center, Inc. Ni rastro del pasado que lo ataba a Bush.

«El conjunto de cambios internos nos ha llevado a una situación tan apasionante que ha requerido incluso cambiar el nombre», subraya Tyrrell.

Además de los servicios tradicionales, Xe pone énfasis en los nuevos productos que querría implementar: ofrecerse como cascos azules donde la ONU cojea Darfur, luchar contra los piratas de Somalia y enseñar técnicas de autodefensa a los atletas americanos. «Y siempre estaremos al servicio de nuestro país» , concluye Tyrrell.

Un ejército de aspirantes para repartirse 100.000 millones de dólares

La guerra ha disparado los beneficio de las empresas privadas

Los Ejércitos privados han vivido con George W. Bush una expansión sin precedentes: han ganado más que nunca y han florecido como setas. Según un informe de 2008 del Congressional Budget Office, una entidad vinculada a la Cámara de Representantes, la invasión de Irak supuso un gasto de 100.000 millones de dólares para los contratistas privados , un nivel sin precedentes en la historia del país.

Los Ejércitos privados forman parte de este conglomerado llamado «contratistas privados» que según autores como Jeremy Scahill, autor de uno de los mejores estudios sobre Blackwater, tienen detrás todo un plan para privatizar las guerras. Actualmente, el 50% del dispositivo estadounidense en Irak pertenece al sector privado, según el Congressional Budget Office.

Entre el país árabe y Afganistán suman alrededor de 240.000 empleados . De ellos, sólo una pequeña parte son mercenarios armados equiparables a los soldados: en Irak, las tres empresas acreditadas suman unos 3.500 hombres. Pero sólo son la parte más visible porque muchas operaciones relacionadas con la seguridad se camuflan bajo otros paraguas.

Un mercenario estadounidense en Irak, según datos aportados ante el Congreso estadounidense, puede ganar hasta 1.200 dólares por día de trabajo . Y en ocasiones, las empresas se quedan con buena parte de este dinero contratando a mercenarios de países pobres y pagándoles un sueldo muchísimo más bajo. Varios ex empleados ugandeses de Triple Canopy han denunciado en su país a la compañía porque percibían apenas 30 dólares por día.

Lagunas legales

«A raíz de la guerra contra el terror de Bush, las empresas militares y de seguridad privada tienen gran demanda» , lamenta José Luis Gómez del Prado, experto del Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre la utilización de mercenarios. Y Gómez del Prado advierte que operan en un entorno legal lleno de «lagunas».

«Es muy difícil aplicar la definición de mercenario [regulada en una Convención] a los empleados de las empresas militares que están registradas legalmente y que han sabido explotar los vacíos jurídicos».