Posts tagged ‘Guantánamo’

29/04/2011

La “democracia americana” y los presos inocentes en Guantánamo

por Pok

La “democracia americana” mantuvo presos en Guantánamo a centenares de inocentes durante años

Basado en textos de

read more »

01/02/2010

Las prisiones secretas de Obama

por Pok

Asaltos nocturnos, centros de detención ocultos, la “Cárcel Negra” y los perros de la guerra en Afganistán

Las prisiones secretas de Obama

Anand Gopal

TomDispatch.com

Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández

[El Fondo para el Periodismo de Investigación ha subvencionado la investigación de esta historia]

Una tranquila noche de invierno del pasado año en la ciudad afgana de Khost, un joven empleado del gobierno de nombre Ismatullah se esfumó, sencillamente. Se le había visto en el bazar de la ciudad con un grupo de amigos. Sus familiares estuvieron registrando durante días las polvorientas calles de Khost. Los patriarcas de la ciudad contactaron con los comandantes talibanes en la zona que solían secuestrar a trabajadores del gobierno, pero nunca habían oído hablar del joven. Hasta el gobernador se implicó en la búsqueda, ordenando a su policía que investigara entre las peligrosas bandas criminales que en ocasiones acosaban y cazaban a jóvenes asiduos al bazar para pedir luego un rescate.

Pero la búsqueda no dio fruto alguno. La primavera y el verano llegaron y se fueron y no hubo señal alguna de Ismatullah. Un día, mucho después de que la policía y los patriarcas de la aldea hubieran abandonado su búsqueda, un correo entregó una pulcra nota escrita a

read more »

30/12/2009

“Afganistán será otro Vietnam para EEUU”; “hemos ido más allá que Hitler…”: Militar de USA (+videos)

por Pok

Testimonios de veteranos de Irak y Afganistán

(por Aaron Glantz, Aimee Allison, Esther Manilla, Chris Hedges, Laila Al-Arian y Soldado de Invierno)

Los veteranos de Irak y Afganistán describieron el impacto brutal de las ocupaciones en esos dos países en la revista The Nation, de julio de 2007, y en las jornadas del Soldado de Invierno (Winter Soldier), de Silver Springs, Maryland, en dos días de marzo de 2008, con la participación de Veteranos de Irak Contra la Guerra y más de 300 ex militares estadounidenses.

Las radios KPFA y Pacifica difundieron estas audiencias en vivo, con testimonios de los soldados sobre atrocidades horripilantes presenciadas o protagonizadas directamente por ellos mismos, revelando de paso cómo un problema estructural ha creado un ambiente de anarquía criminal en las tropas de EE.UU.

Expertos aseguran que las declaraciones de los veteranos permitirían investigar violaciones potenciales del derecho internacional de funcionarios de la administración Bush y del Pentágono. (Proyecto Censurado 2009)

Soldado US prisionero de la resistencia afgana declara que la ocupación que están haciendo será otro Vietnam para EEUU

El soldado estadounidense prisionero de la insurgencia afgana declaró en un video: «Esta guerra será nuestro próximo Vietnam».

«Me temo que tengo que decirle que esta guerra se nos está escapando y que va a ser nuestro próximo Vietnam, al menos que el pueblo estadounidense actúe para que cese esta absurdidad», expresó el soldado estadounidense, Bowe Robert Bergdahl, en poder de la insurgencia afgana.

Esta guerra será nuestro próximo Vietnam.

read more »

26/07/2009

¿Guantanamera o Guantanamo? La vida en el paraiso

por avellanedaportufgal

Guantanamera una de las canciones mas hermosas.
Aquí no esta a discusión el tema de derechos de autor o la letra original y los versos de José Martí.
Cuando me encontré con este video lo primero que vino a mi memoria fue cuando de niña escuchaba esta canción, lo segundo una escena de película de Tin Tan cantándola.

Ahora me propones que haga referencia a la realidad.

Pues aqui esta. Pasando de lo turístico a la cruda realidad. Es que no solo es estar en el paraíso sino poder vivir en el como ser humano. Quienes se creen los dueños del mundo piensan que pueden llegar a tu casa apoderarse de ella instalar una base militar y plantar ahi un espacio para el terror y la injusticia .

En Guantanamo no hay viaje de regreso. Y ahora se esta negociando como cerrar una carcel que que como todas es la puerta del infierno. Por que la peor opción para “rehabilitar” a alguien” es encerrarlo y maltratarlo. Por que solo aumenta su rencor y pierde su integridad .
Ellos creen que todos somos terroristas por el solo hecho de pensar .
De como estan ahora las cosas.
La realidad e un lugar cubano
Aqui hay mas información .
un poco de historia

Entrevista a Andy Worthington, autor del libro The Guantánamo Files

por : Avellaneda

11/12/2008

Ningún país puede torturar, excepto EE.UU.

por Pok

Paul Craig Roberts
CounterPunch

Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens

El gobierno de EE.UU. no posee el monopolio de la hipocresía, pero ningún otro gobierno puede llegar a la hipocresía del gobierno de EE.UU.

Ya está bien documentado y es sabido en todo el mundo que el gobierno de EE.UU. torturó a detenidos en Abu Ghraib y Guantánamo y que el gobierno de EE.UU. ha secuestrado y “entregado” a personas, es decir, transportado a países del tercer mundo, como Egipto, para que sean torturadas.

También está bien documentado y es bien conocido el hecho de que el Departamento de Justicia ha suministrado memorandos escritos justificando la tortura de detenidos. Un propugnador de la tortura quien escribió los memorandos del Departamento de Justicia que dieron la luz verde al uso de la tortura por el régimen de Bush es John Yoo, inmigrante sudcoreano quien obtuvo un puesto en el Departamento de Justicia y un profesorado permanente en la Universidad de California, Berkeley, Escuela de Derecho de Boalt Hall. Miembros de la municipalidad de Berkeley creen que Yoo debiera ser acusado de crímenes de guerra. El gobierno de EE.UU. ha acusado a delincuentes menores que Yoo de crímenes de guerra. Yoo ayudó al Departamento de Justicia a lograr el objetivo de Bush de encontrar un camino para soslayar las prohibiciones de tortura en la ley estaturaria de EE.UU. y en las Convenciones de Ginebra.

El camino para sortear la ley que suministró Yoo al sádico régimen de Bush fue bloqueado por la Corte Suprema de EE.UU., que invalidó los argumentos de Yoo, y el memorando de la tortura de Yoo fue revocado por el Departamento de Justicia. A pesar de todo, la evidente incompetencia constitucional de Yoo, que en el caso de Yoo es total, no ha afectado su posición como profesor de derecho constitucional en Berkeley. ¿Podéis imaginar el daño que Yoo está haciendo al enseñar a futuros cuadros de abogados y funcionarios gubernamentales que la tortura es coherente con la Constitución y con la ley del país? ¿Cuántos sufriremos por las enseñanzas de ese ignorante?

Incluso mientras el gobierno de EE.UU. torturaba gente, el gobierno de EE.UU. procesaba al hijo de Charles Taylor, el antiguo gobernante de Liberia, por torturar a oponentes políticos del gobierno de su padre. El gobierno de EE.UU. no empleó el memorando de la tortura de Yoo para justificar el uso de la tortura en Liberia contra los que deseaban derrocar el gobierno de Liberia o cometer terror en su contra. La posición del gobierno de EE.UU. es que el gobierno de Liberia no tenía derecho a utilizar la tortura para defenderse. Sólo una “nación indispensable” como EE.UU. tiene derecho a torturar a la gente que imagina que la amenaza.

Utilizo la palabra “imagina” porque aproximadamente un 99% de los detenidos torturados por EE.UU. eran personas totalmente inocentes tomadas al azar o vendidas a los estadounidenses por señores de la guerra como “terroristas.” (El gobierno de EE.UU. ofreció recompensas por terroristas, como el premio ofrecido por forajidos en el “Lejano Oeste.” El resultado fue que señores de la guerra en Afganistán y Pakistán agarraban a cualquiera que no fuera uno de ellos y vendían sus cautivos a los estadounidenses como “terroristas.”)

Según Carrie Johnson, periodista del Washington Post, el 30 de octubre de 2008, un jurado federal condenó en Miami al hijo de Charles Taylor, Chuckie, por tortura. Chuckie será sentenciado en enero por los indispensables estadounidenses por tortura, conspiraciones e infracciones de armas de fuego. Puede pasar el resto de su vida en una prisión estadounidense.

Mientras tenía lugar el proceso de Chuckie, el régimen de Bush torturaba gente.

El Washington Post escribe que la condena de Chuckie es “es el primer ensayo de una ley estadounidense que otorga a los fiscales el poder para acusar por actos de tortura cometidos en países extranjeros.” En otras palabras, la ley de EE.UU. contra la tortura se aplica a todo el mundo, a todos los demás países, excepto a EE.UU. El desmesurado orgullo es inimaginable – ningún país puede torturar, excepto EE.UU.

Cualquier otro que torture recibe cadena perpetua, o como en el caso de Sadam Husein es colgado por el cuello hasta la muerte.

¡Qué bueno es ser estadounidense! Nuestras leyes no valen para nosotros, sólo para todas las demás naciones. Es lo que significa ser el fanal moral del mundo, la unipotencia, la sal de la tierra.

Ni Carrie Johnson ni sus editores en el Washington Post ven la ironía o la paradoja. Johnson escribe en el Washington Post que los fiscales de EE.UU. “acusaron a Taylor de participar en atrocidades y de dirigir a subordinados para que torturaran a víctimas utilizando… artefactos eléctricos de 1999 a 2002.” Esa acusación prácticamente coincide en el tiempo con la instrucción de torturar a gente detenida por los estadounidenses en Abu Ghraib, Guantánamo, y en varios sitios de ‘entregas’ de la CIA, por parte de Bush, o Cheney, o Yoo, o el Departamento de Justicia, o Rumsfeld, o quien sea. Hasta ahora todo el mundo ha visto la fotografía del iraquí encapuchado con alambres eléctricos atados, parado sobre esa caja en Abu Ghraib.

Si sólo aplicaran las leyes estadounidenses al gobierno de EE.UU. Entonces los criminales que han estado a cargo durante 8 años serían procesados por su extrema violación de las leyes de EE.UU. Pero, claro está, el gran gobierno moral estadounidense está lejos por sobre la ley. La ley estadounidense sólo se aplica a naciones dispensables. EE.UU. no tiene que rendirle cuentas a la ley, no a su propia ley, y no a la ley internacional. El fiscal general [ministro de justicia] de EE.UU., Michael Mukasey, afirmó que el gobierno de EE.UU. está sobre cualquier ley cuando dijo al Comité Judicial del Senado que no habría investigación o procesamiento de los responsables del régimen de Bush que autorizaron tortura y a los que realizaron los actos sádicos.

El gobierno estadounidense, el gobierno de la gran nación indispensable, tiene pase libre. Los fuertes hacen lo que quieren. Los débiles sufren lo que deben sufrir.

————-

Paul Craig Roberts fue secretario adjunto del Tesoro en el gobierno de Ronald Reagan. Asimismo, fue redactor jefe asociado del Wall Street Journal, en su sección de editoriales, durante 16 años columnista de Business Week, y columnista de Scripps Howard News Service and Creator’s Syndicate en Los Angeles. Ha ocupado numerosas cátedras universitarias, incluyendo la Cátedra William E. Simon Chair en Economía Política, Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales, Universidad de Georgetown e Investigador Invitado Sénior, Hoover Institution, Universidad Stanford. Fue condecorado con la Legión de Honor por el Presidente de Francia y con la Medalla de Plata del Tesoro de EE.UU. por “sobresalientes contribuciones a la formulación de la política económica de EE.UU.” Es co-autor de “The Tyranny of Good Intentions.” Para contactos, escriba a: PaulCraigRoberts@yahoo.com

http://www.counterpunch.org/roberts12082008.html

Este enlace trata temas similares, algunos con un enfoque con el que muchos se sentiran escépticos, cli aquí

27/01/2008

Operación Northwoods: Cuando el Estado Mayor de USA planeaba atentados terroristas contra sus ciudadanos

por Pok

Desde el propio mes de septiembre de 2001, la Red Voltaire cuestionaba la responsabilidad atribuida al emirato no reconocido de los talibanes en los atentados del 11 de septiembre de ese mismo año. En marzo de 2002, Thierry Meyssan planteaba la cuestión política de la legitimidad de la intervención anglosajona en Afganistán y anunciaba la próxima guerra contra Irak en un libro ya célebre, [L’Effroyable imposture (publicado en español bajo el título La gran impostura o La Terrible Impostura.

En aquel entonces, la prensa dominante desató una campaña para desacreditar el libro, presentándolo como una simple investigación sobre los atentados en sí mismos mientras que ignoraba el subsiguiente análisis político.

Seis años más tarde, cientos de personalidades políticas y militares de primera línea, en el mundo entero e inclusive en Estados Unidos, reconocen la validez de sus argumentos.

Así lo han hecho Jefes de Estado en funciones (el jeque Zayed, de los Emiratos Árabes Unidos; Bachar el-Assad, presidente de Siria; Hugo Chávez, presidente de Venezuela; Mahmoud Ahmadinejad, presidente de Irán; Fidel Castro, presidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros de Cuba). Posteriormente, el Congreso de Venezuela expresó sus dudas y ahora, el 11 de enero de 2008, también lo hicieron parlamentarios japoneses.

Pero lo ocurrido el 11 de septiembre de 2001 no fue nada nuevo, aunque si el mayor y  con las peores consecuencias para el mundo entero. Thierry Meyssan publicó lo siguiente en noviembre de 2001 en Red Voltaire:

La operación Northwoods se proponía convencer la comunidad internacional de que Fidel Castro era tan irresponsable que representaba un peligro para la paz de occidente. Para ello, se plantea orquestar, y luego imputar a Cuba graves dañs sufridos por Estados-Unidos.

¿Les suena lo que dicen de Hugo Chávez, Mahmud Ahmedinejad o de Corea del Norte?

LA OPERACIÓN MANGOOSE

En 1958 en Cuba, los rebeldes encabezados por los revolucionarios Fidel y Raúl Castro, Che Guevara y Camilo Cienfuegos derrocaron al régimen fantoche de Fulgencio Batista, el cual huye a refugiarse a los EE.UU.
El nuevo gobierno revolucionario, que todavía no es comunista, pone fin a la explotación sistemática de la isla por un grupo de

read more »

13/01/2008

“Cierren Guantánamo”, clamor en el mundo

por Pok

Combatan el terrorismo por medio de la justicia, exigen manifestantes en ciudades de todo el orbe

gtnmo_protesta2.jpg

Liz Marie, manifestante de origen nicaragüense: “Están ahí en Guantánamo por ninguna causa. Solamente por tener el apellido equivocado”.

Afp y Dpa (La Jornada)

Washington, 11 de enero. Alrededor del mundo se realizaron protestas para exigir el cierre de la prisión de Guantánamo, creada el 11 de enero de 2002 en una base militar en territorio de Cuba, con manifestaciones en que también se pidió el traslado de los detenidos a Estados Unidos para ser juzgados por tribunales regulares.

El grupo pro derechos humanos Amnistía Internacional (AI) inició una campaña en Estados Unidos en la que llamó a la población a vestirse de anaranjado en protesta contra esa prisión.

Paralelamente, un tribunal de apelaciones de Washington anuló una demanda por torturas presentada por cuatro ex prisioneros británicos en Guantánamo.

Las protestas se extendieron desde puntos como Londres, Roma, Atenas, Madrid, Suecia, Irlanda, Sydney, Washington y otras 20 ciudades estadunidenses, pasando por países como Paraguay, Filipinas y Bahrein, en movilizaciones convocadas en cada caso por AI y otras organizaciones humanitarias.

En la mayoría de los actos los manifestantes vestían uniformes color naranja idénticos a los que son obligados a usar los detenidos en el campo de Guantánamo.

También hubo protestas en jaulas a cielo abierto similares a las que autoridades de Estados Unidos han usado para exhibir a esos prisioneros.

En Washington, los manifestantes se reunieron bajo una fría lluvia de invierno en la explanada de la sede del Congreso.

Los participantes en la movilización marcharon luego hasta la Corte Suprema de Justicia, cuyos miembros deben decidir en los próximos meses los límites del Poder Ejecutivo sobre los detenidos.

“Cierren Guantánamo, combatan el terrorismo por medio de la justicia”, corearon los manifestantes al llamado de Larry Cox, responsable de AI en Estados Unidos, quien también denunció en un discurso la prisión de Bagram en Afganistán, donde, aseguró, se practica la tortura.

Según la organización de defensa de las libertades civiles ACLU, esta semana se realizarán otras 20 manifestaciones en todo Estados Unidos, en las que se invita a los militantes a vestirse de naranja.

“Me vestiré de naranja porque creo en los derechos humanos”, esribió la actriz Susan Sarandon a la ACLU.

En Madrid, AI entregó a la embajada de Estados Unidos 170 firmas de parlamentarios españoles reclamando el cierre del programa de detención secreta. Otra petición, firmada por mil 100 parlamentarios del mundo entero y unos 100 mil ciudadanos estadunidenses, también será entregada a la Casa Blanca.

Se estima que por la prisión isleña ha pasado hasta ahora más de 800 hombres –incluidos menores de edad– acusados por Washington de terroristas, sin posibilidad de un juicio y sin derecho a un abogado o a ver a su familia. En la mayoría de los casos, ni siquiera se han presentado cargos formales contra ellos.

Al mismo tiempo, miles de personas se manifestaron en ciudades de Estados Unidos, Europa, Asia, Oceanía y América Latina en repudio al campo de detención de Guantánamo, uniéndose al pedido de cerrar el penal y dar garantías legales a los prisioneros.

Sobre esa cárcel ha habido denuncias de malos tratos físicos, de que los guardias se burlan de la religión de los internos, de que se les niega el derecho de reunirse con abogados defensores, además de que las autoridades estadunidenses han rehusado permitir que miembros del Comité Internacional de la Cruz Roja visiten a los recluidos.

En tanto, un tribunal federal de apelaciones de Washington anuló hoy una demanda por torturas presentada por cuatro ex prisioneros británicos de la base de Guantánamo, al justificar las acciones de tortura por estimar que los responsables demandados habían actuado en el “ejercicio de sus funciones”.

“Las supuestas conductas (injustas) eran inherentes a los deberes legítimos de su empleo” para interrogar sospechosos, justificó el juez Karen Henderson en su dictamen en relación con los británicos Shafiq Rasul, Asif Iqbal, Rhuhel Ahmed y Jamal Al-Harith, liberados en 2004 sin formularse ningún cargo en su contra.

Los cuatro británicos estaban entre cientos de sospechosos de terrorismo detenidos en la prisión sin juicio, desde la apertura de la cárcel por Estados Unidos para su “guerra contra el terror”, donde Washington rechaza reconocerlos como prisioneros de guerra e ignora la Convención de Ginebra.

El grupo también había presentado una demanda contra el secretario estadunidense de Defensa de la época, Donald Rumsfeld, y otros responsables de la base naval estadunidense, reclamando cada uno 10 millones de dólares.

El juez sostuvo que no se puede fincar responsabilidad a los funcionarios individualmente porque desempeñaban su trabajo, y que no “pusieron en práctica una política de tortura por motivos no relacionados con la recolección de datos”.

 

gtnmo_pro.jpg

Michael Martínez, manifestante de origen cubano: “Estamos aquí para exigir que cierren la base naval de Guantánamo y cesen las torturas”.
_____________
Video relacionado con la nota