Mitos y Realidades en Torno al Movimiento que Encabeza AMLO

por Pok

Por Álvaro Albarrán

(Copia parcial del documento publicado antes de julio de 2011)

Hay muchos mitos, calumnias y denostaciones en torno a AMLO y a su movimiento (Morena). Aquí expongo las diez más comunes entre los ciudadanos que han sido manipulados y engañados por la televisión y otros medios masivos de comunicación.

Mito 1.- AMLO no ganó la presidencia de la república.

Realidad.- El fraude electoral del 2006 ha sido el más documentado en la historia reciente de México. Basta con ver el documental de Luis Mandoki “Fraude, México 2006” , leer los libros de José A. Crespo “México 2006, hablan las actas” y de Pedro A. Martínez “Las huellas del fraude”; aunado a las declaraciones, anteriores y posteriores para corroborarlo de los participantes del fraude: Elba E. Gordillo, Vicente Fox, Manuel Espino, Ugalde, etcétera-

Mito 2.- El plantón del Zócalo a Reforma fue para desquiciar la ciudad y molestar a los capitalinos. Fue kafkiano (Slim dixit).

Realidad.- Una encuesta de Mitofsky señalaba que el 13.2% de los ciudadanos estaba dispuesta a tomar las armas para defender el voto. La única manera, para disipar ese coraje y evitar la violencia, era hacer una protesta contundente y ejemplar mediante un plantón.

Mito 3.- La gente del plantón recibió dinero para estar ahí.

Realidad.- La convicción que teníamos de que nos habían robado la presidencia, la dignidad, la sed de justicia y la esperanza de revocar el fraude, fueron los factores para que muchos optáramos por apoyar en esta decisión a AMLO. Es mentira que nos hayan dado dinero por estar ahí. Un cálculo simple echa por tierra este mito: Si había un promedio de 15 mil ciudadanos en el plantón y se pagaban 200 pesos, como dicen los desinformados, entonces se tendrían que gastar 3 millones de pesos diarios.

Mito 4.- Todos los que apoyan a AMLO son unos borregos, resentidos, nacos o ignorantes.

Realidad.- La pluralidad de los que integramos este movimiento es tan amplia que incluye a campesinos, obreros, indígenas, comerciantes, profesores, intelectuales, artistas, estudiantes, comunicadores, periodistas, jubilados, micros, pequeños y medianos empresarios. Lo que nos distingue de los demás, es que nosotros estamos informados, concientizados, organizados y dispuestos a participar en la transformación de la vida pública de México.

Mito 5.- AMLO es un corrupto porque congeló la información de los segundos pisos del periférico.

Realidad.- La información referente a los segundos pisos está aquí:

http://www.fimevic.df.gob.mx/documentos/transparencia/contratos/obra/ctos_obra_publica.pdf

Mito 6.- AMLO es un loco.

Realidad.- Cuando una persona parte de la realidad para describir los acontecimientos que suceden a su alrededor, es porque está cuerda. Loco es aquel que percibe lo que no existe y parte de fantasías para describir una realidad que sólo tiene cabida en su imaginación. ¿Qué “loco” da un diagnóstico preciso de la crisis política, económica y social que estamos padeciendo; te dice quiénes son los culpables; y además, te dice cómo revertirlo mediante un Proyecto Alternativo de Nación? Pensemos y dejemos de repetir lo que dictan en la televisión.

Mito 7.- Si AMLO se postula en el 2012, será como reelegirse.

Realidad. AMLO desde el 20 de noviembre del 2006 es el Presidente Legítimo, porque millones de mexicanos así lo decidimos en una Asamblea Nacional, y será Presidente Constitucional en el 2012. Al no haber existido sufragio efectivo en el 2006 ¿cómo va a haber una reelección en el 2012?

Mito 8.- AMLO divide a la sociedad y genera violencia.

Realidad.- Cuando las personas no aceptan lo que la oligarquía impone, la televisión, que es la gran manipuladora de masas, se encarga de crear un ambiente hostil hacia dichas personas. Utilizan la estrategia de Joseph Goebbels, la cual consiste en repetir una mentira hasta que ésta se convierta en una verdad. Quienes dividen son los medios de comunicación masiva al servicio de la mafia.

El movimiento que encabeza AMLO es el más pacífico que existe, tan es así que en 4 años de lucha no hemos roto ni un sólo vidrio. Los violentos son aquellos hipócritas que dicen respetar la Ley y el Estado de Derecho en sus discursos, pero que en la práctica son los principales violadores de la Constitución y de las leyes que de ella emanan.

La guerra sucia, que emprende la mafia que gobierna el país, consiste en hacerle creer a la gente que con un cambio habrá retroceso, violencia, devaluación, inseguridad, empobrecimiento, endeudamiento, caos, etcétera.
Todo lo anterior es justamente lo que estamos padeciendo por culpa de esta oligarquía que impuso a un cretino como Calderón en la presidencia.

Mito 9.- El movimiento de AMLO está acabado.

Realidad.- AMLO, a partir del fraude electoral, se dedicó a construir un movimiento basado en la información, concientización y organización del pueblo. Para ello, ha recorrido todos los municipios del país llevando un mensaje de esperanza a todos los mexicanos que no sabían cómo hacerle para revertir la actual crisis política, económica, social, cultural, de inseguridad y violencia que padecemos actualmente.

Ahora, contamos con más de 2 millones 600 mil ciudadanos que están inscritos como representantes del Gobierno Legítimo y más de 10 mil comités en todo el país. Tenemos un Proyecto Alternativo de Nación, el cual está a discusión, donde todos podemos participar para mejorarlo.

http://consultaproyectodenacion.wordpress.com/

Mito 10.- AMLO es un peligro para México.

Realidad.- El desempleo, la crisis económica, la violación a los derechos humanos, la privatización de bienes y servicios, la explotación y saqueo de nuestros recursos naturales, el paramilitarismo y militarización del país, el genocidio e infanticidio a nivel nacional, el incremento a los alimentos y combustibles, la corrupción y tráfico de influencias, la impunidad y el fascismo, el gobierno de “cuates”, el endeudamiento público y la crisis política, económica, social, cultural, educativa, alimentaria, de inseguridad y violencia que todos padecemos, han sido causadas por la delincuencia organizada que opera desde los pinos, las cámaras legislativas, la SCJN, el IFE, el TRIFE, la televisión y la iglesia pederasta y corrupta.

AMLO y el movimiento sí somos un peligro para la corrupción, el tráfico de influencias, la impunidad, el desmantelamiento de las empresas paraestatales, el fascismo, la violación de derechos humanos, la privatización del sector energético, el robo y saqueo de nuestros recursos naturales, los privilegios fiscales de los empresarios y para todos aquellos que se sienten dueños de México.

Para los que aún no saben cómo se financia el movimiento, les informo lo siguiente:

Aparte de las regalías que AMLO obtiene por la venta de sus 9 libros publicados, los partidos políticos, gobernadores, legisladores y sociedad civil afines al movimiento, depositamos en una cuenta bancaria para financiar los gastos de las giras de AMLO y la propaganda necesaria para llevar a todos los mexicanos la información que los despierte del letargo en el que los tiene sumidos la manipulación perversa de la televisión y de la iglesia pederasta y corrupta. Para contraatacar la ignorancia y manipulación del pueblo, publicamos mensualmente el periódico Regeneración, donde se informa acerca de la realidad nacional a los mexicanos.

Cuenta Num. 0544555080 en Banorte, a nombre de Honestidad Valiente A.C.

La Revolución de las Conciencias no es una frase vacía, es una realidad que tiene muy nerviosos a los parásitos que nos desgobiernan.

Finalmente, a manera de síntesis, respondo algunas mentiras y calumnias que he escuchado en algunos foros:

Si defender la democracia, exigir que se cumplan las leyes y se aplique el Estado de Derecho, es ser berrinchudo y mandar al diablo a las instituciones, pues déjame decirte que yo, que he padecido la corrupción, tráfico de influencias, ineptitud e impunidad de la clase gobernante, no me quedo callado y salgo a las calles a protestar por un México justo, igualitario y con libertad para todos.

Cuando se difundieron los videos que mostraban la corrupción y/o tráfico de influencias, AMLO fue el primero en solicitar que se investigara a los participantes de los videos, lo cual se hizo jurídicamente y se castigó a quienes se tenía que castigar. Jamás los encubrió o defendió apoyado en el poder. Caso contrario a lo que sucede con los gobiernos del PRI y el PAN.

Cuando no entras al juego de la politiquería de corrupción y de gatopardismo, es obvio que no tienes cabida con los de la mafia del poder.

La honestidad, congruencia y conciencia de clase que caracteriza a AMLO, no le permite formar alianzas con los corruptos de la “izquierda moderna”.

Cuando sepas la diferencia entre izquierda y derecha, entenderás el porqué no se pueden compartir principios y valores.

Por si no lo sabes, te comento que AMLO lleva publicados 9 libros. El más reciente “La mafia que se adueño de México y el 2012″ ha sido un éxito editorial.

Las instituciones, que les costaron la vida a nuestros abuelos, están secuestradas por la mafia en el poder. ¿O de qué otra manera te explicas los fraudes de 1988 y el 2006? ¿O la corrupción en los rescates del FOBAPROA, carreteras, ingenios azucareros, aerolíneas, etcétera? ¿O la impunidad en el caso de la guardería ABC? ¿O la impunidad en el caso Acteal, Aguas Bancas, Atenco, San Juan Copala, etcétera? ¿O la impunidad en los casos de corrupción en la CFE, PEMEX, IMSS, SEP, Los Pinos, etcétera?

El movimiento no es una religión, es una renovación de la vida pública basada en la honestidad, libertad, justicia e igualdad para todos y no nada más para unos cuantos. Y claro, prefieres al chavo del 8 porque eso es lo único que te han mostrado los medios masivos de manipulación, los cuales hacen del individuo un ente acrítico, ignorante, mediocre, sumiso, apático y menso.

Si AMLO anduviera en la ilegalidad ya estaría preso. ¿O crees que la mafia en el poder no le ha buscado hasta por abajo de las piedras?

El IFE ya resolvió que al no ser candidato de ningún partido y por no encontrarnos en tiempos electorales, AMLO no ha violado la ley del COFIPE.

Cuando eres honesto, congruente, con principios y con conciencia de clase, es obvio que no te vean con buenos ojos los políticos tradicionales corruptos, traficantes de influencias y entreguistas.

A partir del fraude del 2006, el movimiento se ha venido depurando y han salido de él los personajes que sólo buscan su beneficio personal o de grupo. Reconocemos que aún hay algunos que se visten con la bandera de izquierda y que están todavía entre las filas del movimiento, pero poco a poco se irá depurando más el mismo.

Tomado de Zacatecas Hoy

One Comment to “Mitos y Realidades en Torno al Movimiento que Encabeza AMLO”

  1. En muchísimas ocasiones he escrito textos -los conservo incompletos en la máquina- dando razón de las muchas incoherencias de quiénes sostienen ataques contra AMLO y el movimiento que encabeza. Al final, un par de cosas me hacen desistir de publicarlos en mi apenas visitado blog:

    1. Estoy convencida que cuanto más intentemos mostrar la irracionalidad del rechazo -si digo “del odio” incurriré en falacia convencionalista- que muchos mexicanos proyectan sobre Andrés Manuel (creo que, en muchos, este rechazo la hace de válvula de escape), entonces, más contribuimos al fortalecimiento de ese odio. Para empezar, la gente piensa que no te mueve un afán de diálogo y verdad en este tipo de exposiciones, sino algún fanatismo mesiánico de que eres víctima y así, tolerar a gentes de estrechas miras llamarte peje-zombie, por ejemplo (y a mí ya no me da la gana tener por interlocutor a algún sabio de la oligofrenia que lo mejor que puede oponer frente a mis argumentos sea su clásico -y revulsivo- mote de pitiyanqui; me extenúan la palidez -y la anemia- de quiénes se entregan con bajo esmero a las discusiones).

    2. Es por libertad que expreso mis ideas, que intento construir con cierta lógica mis argumentos, es por libertad que puedo concatenar la serie de premisas -con sus conclusiones- por las que pienso que Andrés Manuel continúa siendo la mejor opción política que hoy se tiene, pero ya no me mata hacer ver a los demás -con el ahínco de otrora- que esto es así. Para llegar a los demás e inducir esta toma de conciencia es necesario –primero- elaborar otras cavilaciones, ordenar otros debates, llevar a cabo otras discusiones. De esas otras discusiones que sí considero acción fundamental llevar a cabo (se me ocurre una, la forma y frecuencia con que ejercemos nuestras responsabilidades cívicas), pienso que emergerán las conciencias ya listas, ya preparadas para que ellas -esas conciencias- elijan la mejor opción política que ellas consideren. No es tan apremiante hacer ver la necesidad del Movimiento Regeneración Nacional y sus posibilidades, como concitar a una auténtica revolución de las conciencias de quiénes habitamos este país (yo, por ejemplo, tengo todavía muchos atrasos y aprendizajes pendientes).

    3. También creo que a este movimiento le hace más falta –a veces- el ejercicio autocrítico que la propia exaltación de sus aciertos. Ya sabemos cuáles son las fortalezas del movimiento, la honestidad sobre que se funda, etcétera. Ahora cabe preguntarnos: ¿y por qué, con todo, sigue generando tantísima animadversión?, ¿esta animadversión solamente yace en quiénes la experimentan?, ¿no será que, también, el movimiento de alguna manera es auténticamente meritorio de algunos de dichos rechazos –no, obviamente, de todos-?, ¿y cómo le hacemos entonces?, etc.

    Pues, bueno, quería expresar lo que pienso sobre este punto aquí. Yo no me siento perder convicción por mirar así las cosas y la verdad es que también creo que eso de tener convicciones es algo que se va construyendo.

    Un saludo.

A %d blogueros les gusta esto: