Libro: Fuego cruzado. Las víctimas atrapadas en la guerra del narco

por Pok

La guerra infame de Calderón

Marcela Turati (Proceso)

En el conflicto que se extiende por todo el país –que oficialmente sólo debe llamarse guerra para fines propagandísticos, sin que esto implique asumir la indispensable protección de los civiles– el mayor peligro se corre al quedar en medio de dos bandos, es decir, cuando no se combate. Esta es la situación que describe el libro Fuego cruzado. Las víctimas atrapadas en la guerra del narco, de la periodista Marcela Turati, reportera de Proceso,  del cual reproducimos, con autorización de la editorial Grijalbo, el capítulo dedicado a los menores de edad: una especie de macabro álbum donde se muestra cómo caen heridos o muertos niño por niño, joven por joven….

MÉXICO, D.F., 15 de enero (Proceso).- …los de adelante corren mucho y los de atrás se quedarán… tras… tras… tras…

Carlos Javier caminaba a la tienda a hacer un mandado. A me­dio camino lo envolvió una balacera. Intentó resguardarse del enjambre de balas. No pudo. Los vecinos y el tendero ya habían atrancado sus puertas. Quedó sin refugio. Se tiró al piso hasta que llegó la ambulancia a recogerlo. Ya muerto, agujerado por varias balas. Tenía nueve años.1

… agáchense, y vuélvanse a agachar…

Daniela está en el patio de su colegio. Hace unos minutos se divertía en el recreo. Sabrá la niña de 13 a qué jugaba y con quién platicaba. Ahora está tirada. Y sangra. Tiene un hoyo en la pierna. Es un balazo. Le cayó del cielo. Salió de un helicóptero.2

… un bracito ya se le rompió, su carita está llena de hollín…

Liliana acompañaba a su papá de camino a la guardería. Papá e hija juntos, ¿puede haber mayor alegría? El ambiente en el auto familiar se tornó denso en un parpadeo. Entró un mosquerío de balas. Una se le incrustó en el cuello. La mató apenas cumplidos los tres años.3

Cada mes se cavan al menos 24 tumbas para albergar huesos tier­nos en México.4 Corresponden a los restos de los “ejecutados” más pequeños y más inocentes del conflicto armado desatado durante el sexenio calderonista. Cosidos a balas, despedazados con explosivos, torturados hasta la muerte, heridos con esquirlas de granadas, asesinados al estilo de la mafia, un niño o una niña caen casi al ritmo de uno por día.

(Extracto del reportaje principal que se publica en la edición 1785 de la revista Proceso, ya en circulación.)

6 Responses to “Libro: Fuego cruzado. Las víctimas atrapadas en la guerra del narco”

  1. maldito calderon apenas que le den una dosis de su propia medicina

  2. Despues de tantos inocentes caìdos, no existe alguien con suficiente liderazgo entre los asesores del ocupante de los pinos, de las “gloriosas fuerzas armadas del paìs, de los tres poderes, que sugieran un alto, para replantear las acciones a tomar, ahora si, con una verdadera estrategia que permita vislumbrar un rumbo POSITIVO?.
    LOS HECHOS PARECEN NO IMPORTAR A QUIENES TIENE LA OBLIGACIÒN DE PROTEGER AL PUEBLO, RAPIDAMENTE SE OLVIDARON DE LA PETICION DEL SR. MARTI, FUERON PALABRAS Y SE LAS LLEVÒ EL VIENTO.

  3. El espurio de los Pinos
    vil asesino de niños no se merece el perdon,
    con su guerrita malvada
    cae la gente asesinada sin ninguna compasion.

    Ausente de inteligencia
    enfrenta a la delincuencia con sus tacticas de guerra,
    matando a los inocentes
    y sorprendidos transeuntes que no ponen pecho a tierra.

    Asesino de su pueblo
    el titulo que le entrego lo tiene bien merecido,
    lo dice toda la gente
    “este es el peor presidente que nuestra patria ha tenido”

  4. ?Donde puedo encontrar el libro “Fuego Cruzado” para comprar?

Trackbacks

A %d blogueros les gusta esto: