Centros preescolares: 10% sin baños, 19% con baños pero sin agua…

por Pok

Serias carencias en los planteles de prescolar, reconoce el INEE

Sólo 19% de los centros escolares tienen sanitarios, pero sin agua, señala un estudio

En un contexto urbano favorable cerca de 80% dispone de área de juegos en buenas condiciones, mientras en centros comunitarios o indígenas menos del 20% dispone de esos espacios

Por Karina Avilés (La Jornada)

La educación preescolar en México, estudio del INEE, explora las condiciones de seis espacios educativos: salones de usos múltiples, áreas verdes, plaza cívica, patio, chapoteadero y arenero. Foto María Meléndrez Parada

Aunque se consideran espacios indispensables para contribuir al desarrollo físico, intelectual y mental de los infantes, 38 mil 778 planteles de prescolar, esto es, 48.4 por ciento, carece de área de juegos y cuando cuenta con ella no sirve; 59 mil 289 escuelas, 74 por ciento, no tienen areneros, y a 68 mil 262 centros –85.2 por ciento– les hace falta un chapoteadero o alberca.

De acuerdo con el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) en 10 por ciento de estas escuelas no hay baños y en 19 por ciento hay sanitarios, pero sin agua.

Sólo dos terceras partes de los planteles de prescolar que tienen baños cuentan con retretes adecuados a la estatura de los pequeños. Mientras en 56.3 por ciento de los centros, los retretes son compartidos por niños y adultos.

Ante ello, el INEE apunta que las condiciones básicas de higiene no están presentes en un porcentaje amplio de los centros de educación prescolar mexicanos, especialmente en aquellos que atienden a las poblaciones más vulnerables (…) Estos resultados dejan ver que el sistema educativo público tiene la necesidad de articularse con otros sistemas, como el de salud, para implementar acciones dirigidas al aseguramiento de instalaciones sanitarias adecuadas para la comunidad escolar en su conjunto; así se podrían prevenir problemas de salud y garantizar el bienestar de la comunidad. Tales acciones son necesarias, pues las condiciones de las instalaciones sanitarias repercuten en la salud de las personas, y ésta a su vez influye en las disposiciones para la enseñanza y el aprendizaje de la comunidad escolar.

El estudio La educación preescolar en México explora las condiciones de seis espacios educativos: salones de usos múltiples o de cantos y juegos; áreas verdes; plaza cívica, patio o canchas deportivas; chapoteadero o alberca; arenero y área de juegos.

Los resultados arrojan que los espacios con mayor presencia en estas escuelas son la plaza cívica, patio o cancha deportiva (82.6) y las áreas verdes (64.3 por ciento). Sin embargo, en la modalidad privada, la carencia de áreas verdes es de 43.3 por ciento. En cambio, el salón de usos múltiples es el espacio del que menos disponen los prescolares, ya que sólo 23.9 por ciento cuenta con ellos.

El INEE destaca que las áreas con juegos para niños en condiciones adecuadas para ser usadas, constituyen uno de los espacios básicos para su desarrollo saludable. En ésta los prescolares pueden realizar actividades que contribuyen a su desarrollo físico, mental e intelectual (escalar, balancearse, saltar, jalar y empujar), pero efectuarlas en salones y espacios no diseñados para ello, lo complicaría.

Aunque la mitad de las escuelas cuenta con dichos espacios, existen marcadas diferencias entre las modalidades educativas. En escuelas públicas que laboran en un contexto urbano favorable se observa que cerca de 80 por ciento dispone de área de juegos en condiciones de uso. En contraste, en centros comunitarios e indígenas, 20 por ciento o menos tiene esos espacios para jugar.

En total, 39.7 por ciento de los planteles no cuenta con dichas áreas y 8.7 por ciento sí, pero sin condiciones para uso. De hecho, el instituto enfatiza que de ser usadas pondrían en riesgo la seguridad y la salud de los niños y los docentes.

Por otro lado, el INEE aclara que los chapoteaderos o areneros fijos o portátiles están contemplados dentro de la normativa de construcción de las escuelas, si bien es cierto que son previstos para aquellas de seis aulas o más en zonas urbanas.

Apenas 11.8 por ciento de los prescolares tiene alberca o chapoteadero en condiciones óptimas, mientras 19.2 por ciento cuenta con un arenero. Por lo anterior, el INEE considera necesario indagar sobre el uso que se hace en las escuelas de estos espacios educativos y las implicaciones que tiene su ausencia para las prácticas escolares y de aula, así como en aquellos casos de condiciones inadecuadas para su uso.

One Trackback to “Centros preescolares: 10% sin baños, 19% con baños pero sin agua…”

A %d blogueros les gusta esto: