¿y tú, le crees a Televisa-Gobierno? …yo tampoco! (+video)

por Pok

¿y tú, le crees a Televisa-Gobierno? …yo tampoco!

Televisa, poderosa y servicial

Rafael Rodríguez Castañeda / Proceso

En estos días, como desde hace 34 años, Proceso ejerce su vocación y compromiso: el periodismo político. No es lo nuestro ni la criminología ni la criminalística. Menos aún, la aplicación de la justicia.

Por convicción, por desmesura o por desatino, desde el primer día de su gobierno Felipe Calderón hizo pasar al narcotráfico del terreno penal al político. En pos de legitimación, le declaró la guerra a los cárteles y, sin consenso, la convirtió en política de Estado. En automático, el narcotráfico y la guerra de Calderón se volvieron tema natural y recurrente de Proceso.

Este semanario ha cubierto la guerra de Calderón sin reticencias –guerra en la que se ha vertido más sangre que tinta en reseñarla, podría decirse, evocando a Joseph Roth–, incluso con riesgo de la integridad física de sus reporteros, enviados, corresponsales y fotógrafos. Y lo ha hecho utilizando las herramientas propias del periodismo de investigación del mundo de hoy. En ese seguimiento, las investigaciones de Proceso han dado cuenta de las fallas, errores, abusos y fracasos de la estrategia contra el narcotráfico, contrariando el discurso presidencial. Aún más: los reportajes de la revista han tocado el presunto tabú de la relación entre los capos del narcotráfico y la política y han llegado hasta el máximo nivel, la casa presidencial. Calderón lo ha intentado, pero no ha podido hacer prevalecer la mentira sobre la verdad.

El poder público requiere consustancialmente de lo que los politólogos llaman medios disponibles. Ambos, poder y medios adláteres, tienen sus propios intereses pero comparten por lo menos uno: la conservación de sus privilegios. Televisa es un medio disponible para el actual gobierno. No es el único; sí es el más poderoso y servicial.

En cambio, un medio de comunicación independiente acaba convirtiéndose, para un gobierno autoritario, en un enemigo real o imaginado. Así lo es Proceso para el gobierno que encabeza Calderón. Por ello emprendió un embate desproporcionado contra nuestro semanario –el día mismo de su cuarto cumpleaños como presidente– a través de su medio disponible preferido y de su conductor estrella, Joaquín López Dóriga. Aún ignoramos si es venganza, revancha o amenazadora advertencia. Olvidan quienes participan en la agresión, gratuitamente o no, que los lectores de los medios impresos independientes no son factores pasivos, sino activos, que con su juicio ponen en evidencia la calidad o la falta de calidad de sus contenidos. Este es uno de los principios que rigen la comunicación en las sociedades modernas. La fuerza imbatible de Proceso está precisamente en ellos, los lectores.

Hoy es Calderón. Mañana, quizás, Enrique Peña Nieto. Los medios disponibles al poder público, Televisa por delante, siempre estarán puestos para decir: a sus órdenes, señor.

Enlace ala nota original: clic aquí

——-

Muchas dudas en el reporte de Televisa contra Proceso.

Diversos elementos en los ataques de Televisa contra la revista Proceso, aparecidos en el noticiero de Joaquín López Dóriga, ponen en entredicho la veracidad de las acusaciones contra el semanario, incluyendo ediciones del video, omisiones e incongruencias en declaraciones, y hasta la fecha de las declaraciones.

El primer elemento que pone en entredicho la veracidad del video presentado por Televisa, en el cual Sergio Villarreal “El Grande” supuestamente acusa a Ricardo Ravelo de recibir dinero del narco, es el hecho de que no se presentó el video de manera completa, sino editado para resaltar algunas frases que, precisamente por los cortes, resultan difíciles de contextualizar.

Por ejemplo; la primera vez que menciona Sergio Villarreal el nombre completo de Ricardo Ravelo, la declaración ya estaba empezada, pero se omite la primera parte. Lo que se alcanza escuchar es “…Ricardo Ravelo, que él podía hablar con él, para tranquilizar la situación.”

Sin embargo, sin la primera parte de la declaración, la cual claramente se sustrajo de un enunciado más grande, es omitida por Televisa.

Segundo: nunca se escucha a Villarreal declarar varias de las imputaciones que hace el reportero de Televisa que narra el reportaje. Sólo se presentan fragmentos muy pequeños y editados de sus declaraciones.

Tercero: según la declaración de “El Grande”, Ricardo Ravelo le pidió 50 mil dólares para dejar de ser mencionado en la revista Proceso, los cuales presuntamente accedió a pagar. Pero esto contradice completamente el proceder del narcotráfico, ya que comunmente el narcotráfico para el flujo de información en los medios mediante asesinatos y ataques con violencia a los medios.

Cuarto: Televisa muestra una página presuntamente de la versión estonográfica declaración de El Grande, pero lo que está en papel no coincide con lo que dijo en video.

En video dijo:

“Fue un cambio radical, podían mencionar a Don Arturo, podían mencionar a la Barbie, pero así de lleno las páginas, a mi no, no, no”.

Luego hay un corte y se muestra esta declaración:

“Cuando llegaba a salir, salía nomás una vez mi nombre, un ejemplo, mi apodo”.

Esto contrasta con la versión estenográfica ya que ni es lo que está escrito en papel ni en el mismo orden. En papel dice en orden y completo:

“Todo estaba bie, lo cierto fue que ya no volví a salir en el proceso, si acaso cuando llegaba a salir en una publicación era sólo una mención sin figurar en la nota, incluso hasta por error sólo salía mi nombre o mi apodo, pero el cambio fue radical, podían hablar de Don Arturo o de la Barbie, pero de mi ya no hablaron.”

Peor: El reportero de Televisa lee parte de esta versión estenográfica pero nunca muestra el video donde Sergio Villarreal lo dice tal cual. Esto es lo que Televisa presentó como declaración de Sergio Villarreal en papel sin mostrar video para respaldarlo:

“yo creo que entendió el mensaje el periodista y no me volvió a sacar una nota mía, hata ahora que recientemente salió un reportaje en que incluso aslí en una portada, siendo el principal, en la cual sólo se incluyeron mentiras, pues me relaciona con personas que no conozco, aunque sí se quienes son porque son personas públicas y a otras que sí pero que nada tienen que ver con la organización, como el caso del Senador.”

La declaración, que por alguna razón es vaga, sólo hace referencia un Senador, que en este caso se trataría de el panista Guillermo Anaya, quien de acuerdo con testigos protegidos le presentó a Felipe Calderón a El Grande.

También citan de la presunta versión estenográfica, pero sin presentar el video, pese a que hubiera sido un video muy corto de haberlo presentado, lo siguiente: “Se que el periodista tiene comunicación con otros miembros de la organización, como Israel Coronel, alias “El Judío””.

No obstante, esa declaración en sí no identifica a Ravelo como “el periodista.”

Curiosamente, más abajo en esa misma parte de la versión estenográfica aparece la siguiente declaración:

“No lo conozco en persona; siendo todo lo que deseo manifestar”, sugiriendo que no conoce a Ricardo Ravelo.

Quinto: pero el elemento más contundente que pone en entredicho la veracidad de lo presentado por Televisa, es la fecha de las supuestas declaraciones de Sergio Villarreal. Según Televisa, estas ocurrieron el 4 de noviembre pasado. Sin embargo, la versión de papel alude a la portada de la edición de Proceso del 21 de noviembre, 17 días después.

¿Cómo pudo haber mencionado El Grande el 4 de noviembre a una portada que no se había publicado?

A la mañana siguiente, y luego de que Proceso señalara el error cometido por Televisa, Carlos Loret de Mola alegó en su noticiero en Televisa que la fecha de la declaración es del 24 de noviembre, no del 4. Sin embargo, el reportaje en el noticiero de López Dóriga no cometió un simple error tipográfico. Fue presentado en pantalla como 4 de noviembre y leído por el reportero como tal, lo cual resulta difícil de considerar como un simple error cuanod muestran en pantalla la presunta declaración completa de El Grande, que contiene las fechas de la declaración.

Al margen, inclusive, si se hubiera tratado de un simple error en la fecha, eso no explica las discrepancias entre lo que ocurre en el video y la versión estenográfica.

Proceso, mientras tanto, denunció que lo presentado por Televisa es una fabricación del gobierno federal y la propia televisora.

El ataque contra Proceso ocurre, además, apenas a unos días de que la revisa publicó un fragmento del libro de Anabel Hernández, Los Señores del Narco, en el cual revela que el gobierno federal panista ordenó en 2007 a Juan Camilo Mouriño que pactara con el Chapo Guzmán, y que el arreglo fue atacar sólo a los enemigos del cártel del Chapo.

Vean la fecha en el minuto 1 con 49 segundos, del reporte de Televisa-Gobierno que, al siguiente día rectifico lo de la fecha diciendo que fue un error de edición pero el reportero también dio esa fecha, un doble error, que curioso!

¿Tú le crees a televisa-gobierno? Yo tampoco!

Por eso AMLO 2012!!!

Otras notas relacionadas:

Sergio Villarreal, mentiras grandes… pero frágiles

Acosta Chaparro, el narcoemisario del gobierno

La Farándula Televisiva y las Pistas del Narco

.

3 Responses to “¿y tú, le crees a Televisa-Gobierno? …yo tampoco! (+video)”

  1. EL DUENDE OSEA EL FALSO PRESIDENTE TIENE DOS GRANDES ARMAS AL EJERCITO Y A LOS MEDIOS DE COMUNICACION EN ESTE CASO A TELEVISA QUIEN SE HA VISTO FAVORECIDA ENORMEMENTE CON ALGUNAS LEYES, POR QUE CREERLES A ESTAS LACRAS, SI LA REVISTA PROCESO YA HABIA SIDO ATACADA POR EL GOBIERNO,ver Ejemplares de las ediciones 1705, 1707 y 1708, así como de la edición especial número 25 (El México narco, segunda parte) fueron desplegados en una mesa delante de los detenidos, junto con armas de alto poder, paquetes de dinero, bolsas de droga, celulares, documentos personales, llaves de autos, carteras… Insólito, el hecho no ocultaba la intención de quienes lo planearon y ejecutaron: colocar a la revista como parte de la logística del citado cártel de narcotráfico. que mas quieren

  2. Felipe el pequeño tiene no 2 sino 3 aliados el ejercito taravisa y se les olvidaba a los pederastas! la Iglesia !! y con estos 3 elementos esta controlado el pais la fuerza ,la influencia religiosa y la televisiva más nuestra idiosincracia ,le gente cree lo que le dice la television porque ve los monitos no por el criterio o lo que tenga en su cabeza ,acabemos con este monopolio enajenante !!!FUERA TELEVISA FUERA EL MAL GOBIERNO !!!

Trackbacks

A %d blogueros les gusta esto: