Los transgénicos usan más tóxicos (en otras palabras; NOS ENVENENAN)

por Pok

Los agrotóxicos causan graves daños ambientales y a la salud humana

Silvia Ribeiro* (La Jornada/Rebelión)


Los cultivos transgénicos han significado un aumento sin precedentes del uso de agrotóxicos (herbicidas y otros plaguicidas). Un informe del doctor Charles Benbrook publicado a fin de 2009 (Impacts of genetically engineered crops on pesticide use: the first thirteen years, www.organic-center.org) analizando el uso de agrotóxicos en Estados Unidos en soya, maíz y algodón transgénico de 1996 a 2008, muestra que las variedades transgénicas aumentaron el uso de agrotóxicos en más de 144 millones de kilogramos en esos 13 años. Estados Unidos es el mayor y más antiguo productor de transgénicos, por lo que los datos son significativos a nivel global.

Es grave porque los agrotóxicos son un importante factor de daños ambientales (al agua, suelos, flora y fauna) y a la salud humana. Muchos son disruptores endócrinos (producen desequilibrio hormonal con disminución de la fertilidad o infertilidad) y/o afectan el sistema nervioso e inmunológico, entre otros problemas. Se ha comprobado que los alimentos elaborados con transgénicos, contienen residuos de agrotóxicos hasta 200 veces más altos que los elaborados con cultivos que no lo son, debido a la gran cantidad de agrotóxicos que se les aplica en la siembra.

La gran mayoría del aumento que registra este nuevo informe se debe a los transgénicos tolerantes a herbicidas, principalmente al glifosato, que en estos 13 años ha pasado a ser el veneno más ampliamente usado en la historia de la agricultura. El aumento ha sido progresivo, acumulándose a través de los años. En los años 2007 y 2008 se registró 46 por ciento del aumento total.

El motivo principal es el surgimiento de hierbas invasoras que se han hecho resistentes a los herbicidas. Al igual que con los antibióticos, el uso continuado promueve cada vez mayor inmunidad en los organismos que se quiere combatir. El glifosato ya ha provocado resistencia en un mínimo de nueve diferentes hierbas invasoras, de las cuales el mayor problema en grandes áreas al sur de Estados Unidos es el surgimiento de amaranto resistente a agrotóxicos. Debería ser un alerta para México, donde el amaranto, junto al maíz, es parte de la dieta usual y existe en todo el país.

Para enfrentar la resistencia de invasoras, los agricultores emplean dosis mucho mayores de glifosato y tóxicos que habían sido descartados por su alta peligrosidad (prohibidos en algunos países) como atrazina, paraquat y 2,4-D. Éste último es componente del Agente Naranja, arma química usada por Estados Unidos en la guerra de Vietnam, desarrollado justamente por Monsanto, la mayor empresa de agrotransgénicos.

El glifosato, que las empresas describían como inocuo –aunque nunca fue verdad y Monsanto fue multado por publicidad engañosa debido a esta afirmación– era considerado menos tóxico que otros herbicidas. Sin embargo, esta comparación se hacía con una cantidad igual del componente activo de diferentes químicos usada en un área similar. Actualmente, gracias a los transgénicos, la concentración del glifosato ha aumentado exponencialmente y el informe reporta que en ciertos casos se usan cantidades 100 veces mayores que de otros herbicidas por unidad de área, por lo cual finalmente tiene un impacto mucho mayor que incluso herbicidas clasificados como más peligrosos. Por otra parte, frente a la falla de efectividad, las empresas aumentan el porcentaje de componente activo en las fórmulas y le agregan surfactantes y otras sustancias para coadyuvar la acción del glifosato, lo cual aumenta y agrega impactos.

Andrés Carrasco, embriólogo de la Universidad de Buenos Aires, publicó en 2009 estudios en Argentina (segundo productor mundial de transgénicos) constatando graves afectaciones en anfibios y en salud humana por causa del glifosato, contrariamente a la creencia de relativa inocuidad del componente. Al igual que a otros científicos que han denunciado los verdaderos efectos de los transgénicos, Carrasco sufrió una vergonzosa persecución de parte de autoridades oficiales y académicas (respaldadas por Monsanto), que fue internacionalmente repudiada. (Ver Darío Aranda, Lo que sucede en Argentina es casi un experimento masivo, Página 12, 3/5/09)

Las empresas enfrentan el problema de las resistencia en malezas con más de lo mismo: creando transgénicos que tienen más cantidad de genes ajenos, para resistir aplicaciones simultáneas de varios agrotóxicos y con varias cepas de la toxina Bt para hacerlos insecticidas. El apilamiento de genes es muy lucrativo para las empresas –las semillas cuestan hasta el triple que las convencionales–, pero multiplican los riesgos de contaminación del ambiente, del flujo genético a otros cultivos y los riesgos del consumo, tanto por la presencia de nuevos elementos, como por la sinergia negativa que se crea entre ellos. Uno de los peores ejemplos de este tipo es el maíz SmartStax de Monsanto, con ocho rasgos transgénicos apilados, que aunque fue llevado a juicio en Canadá por no haber sido evaluados sus impactos en la salud, fue irresponsablemente aprobado recientemente por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), para su consumo en México.

Son varios los informes de probada solidez publicados en 2009, que derrumban los mitos sobre los transgénicos que nos quieren vender las empresas. Éste muestra que los transgénicos usan más venenos y contaminan más. Otros, que producen menos (Failure to Yield, UCS, 2009) o tienen daños y riesgos serios a la salud (Asociación Americana de Medicina Ambiental, mayo 2009). Hay que terminar de raíz con este experimento masivo donde nos envenenan a todos para favorecer el lucro de unas cuantas trasnacionales.

*La autora es Investigadora del Grupo ETC

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2010/01/30/index.php?section=opinion&article=023a1eco

4 comentarios to “Los transgénicos usan más tóxicos (en otras palabras; NOS ENVENENAN)”

  1. Leer a Silvia Ribeiro es aprender siempre, en cada uno de sus artículos, cómo se aplica la verdadera ciencia para desnudar la perniciosa actuación de las Grandes Trasnacionales y su Voracidad Genocida y Ecocida. “Monsanto Imagina…”, dice un publicitado cartel de la megaempresa… “Tu Muerte”, le agrego yo. Pero, ¿podrá la industria de la Muerte y el Exterminio, imponerse siempre a toda costa y a costa de lo que sea? ¡Hasta que se los permitamos! La Revolución de la Armonía es una Revolución Silenciosa y estruendosa y escandalosa y suave y armoniosa, que se va construyendo caracólicamente desde abajo… Se expresa como una diáspora infinita de formas, que unifican pensamientos y corazones; y así se cambia la Noósfera de nuestra Sagrada Madre Tierra… El Grupo ETC es una demostración actuante de que HAY una Nueva Actitud Científica que rompe moldes y condicionamientos mercantilistas. La Nueva Revolución de la Armonía es Holística y Permacultural Hacia la Madre Tierra, que ES la Abundancia para el que sabe comprenderla, amarla y respetarla. Silvia Ribeiro es una Amazona del Ahora, que nos proporciona armas para construir un Nuevo Otro Futuro, un Nuevo Otro Mundo, en el que podamos expresar con el Corazón Verdadero en la Mano: Para Todos Todo. In Lakesh.

  2. No acabo yo de ver donde la autora (firme aliada del catastrofismo oficial del Co2) nos muestra los graves daños a la salud humana. No digo, ni defiendo que pudiera ser esa la circunstancia. Solo señalo lo que se ve en su articulo: no menciona nada mas que la propaganda -muy efectista como es habitual en ella en otros temas- de la cancion: “graves daños a la humanidad”. Silvia ha coreado muy intensivamente las recetas calentologicas aun sabiendo -es periodista o no?- que podrian ser falsas, sin inmutarse o dar lugar a la duda. Este comentario podria ser otro lugar donde predicar el alarmismo dificil de refutar (para los lectores). Un saludo para vuestra “de puta madre web”.

    • Efectivamente Fernando, la autora ha mantenido un discurso catastrofista sobre el CO2, algo que personalmente no comparto, sin embargo en este tema le doy credibilidad a sus exposiciones (no es la primera vez que pongo un artículo de ella con este tema). Creo que no te deja satisfecho el que mencione que:

      “los agrotóxicos … son disruptores endócrinos (producen desequilibrio hormonal con disminución de la fertilidad o infertilidad) y/o afectan el sistema nervioso e inmunológico, entre otros problemas. Se ha comprobado que los alimentos elaborados con transgénicos, contienen residuos de agrotóxicos hasta 200 veces más altos que los elaborados con cultivos que no lo son, debido a la gran cantidad de agrotóxicos que se les aplica en la siembra… los agricultores emplean dosis mucho mayores de glifosato y tóxicos que habían sido descartados por su alta peligrosidad (prohibidos en algunos países) como atrazina, paraquat y 2,4-D. Éste último es componente del Agente Naranja, arma química usada por Estados Unidos en la guerra de Vietnam, desarrollado justamente por Monsanto, la mayor empresa de agrotransgénicos.”

      No se si quieres datos estadísticos o imágenes sobre personas con daños comprobados debido a los trasgénicos, no las presenta, no creo que haya imágenes pero si hay datos estadísticos o estudios en animales sería bueno que los adjuntara, por mi parte voy a buscarlos y, de encontrarlos, por aquí los estaré publicando. Gracias por tu cuestionamiento. Saludos

    • Aquí van unos enlaces,espero ayuden a entender mejor la cuestión de los trasgénicos:

      [1] Hablamos de potenciales riesgos, ya que los avances y las comprobaciones de las nuevas tecnologías son tan recientes, que no pueden ser evaluadas en toda su amplitud. Más aún, los pocos estudios científicos llevados a cabo, se efectuaron en ecosistemas nórdicos, la mayoría de ellos en Dakota del Norte. Por lo mismo se desconoce la repercusión en el trópico y sería una irresponsabilidad arriesgar la biodiversidad de estas latitudes, en aras de aumentar las ganancias de algunas transnacionales. Más aún, las repercusiones complejas desde hace treinta años de la Revolución Verde, no lograron su cometido, es decir acabar con el hambre en el planeta. Aumentaron la venta de agroquímicos, al grado tal de que muchas tierras actualmente son estériles o requieren en sólo dos décadas hasta 400% más fertilizantes químicos (Strahm, 1990). Durante este lapso, la pobreza no sólo aumentó, sino que amenazó, de acuerdo a los recientes datos del Banco Mundial, a cerca de 4 mil millones de seres humanos en el hemisferio sur.

      [2] Los genes más usados en la tecnología terminator son: Gen de la Toxina………….. gen R.I.P. (Proteína inhibidora del ribosoma) Promotor…………………….. promotor L.E.A., abundante durante el desarrollo embrionario tardío Espaciador…………………… Fragmento de AND flanqueado por secuencias de reconocimiento LOX Gen de recombinasa……….CRE/LOX, sistema bacteriófago (virus que atacan las bacterias) Promotor……………………… un promotor que puede ser reprimido Gen represor………………… sistema reprimible con Tetraciclina (Tn 10 tet)”. Steinbrecher y Mooney. 1999: p.30

      [3] El IGF-1 en la sangre humana es también un factor de riesgo del cáncer de próstata, cuyas tasas han aumentado entre 1950 y ahora en un 180% (Science, 23 de enero de 1999). Pero también propicia siete veces más probabilidad de contraer cáncer de mama en mujeres pre-menopausias, así como cáncer de colon en los humanos. Los altos niveles de IGF-1 no sólo se adquieren por el consumo de carne, sino también por la ingesta de lácteos (The Cancer Prevention Coalition, elaborado por Samuel S. Epstein, 1998). No hay duda que EUA es el país con mayor incidencia de cáncer en la actualidad. Aunque esta evolución epidemiológica es resultado de un proceso complejo de interrelaciones entre medio ambiente, factores hereditarios, alimentación y formas de vida, no obstante, está comprobado científicamente que diversos agroquímicos, OGM y hormonas aumentan la probabilidad de contraer esta enfermedad, dado que sus defensas naturales están debilitadas.

      Y por aquí otros datos:

      El maíz transgénico Mon863 de la multinacional Monsanto autorizado para el consumo humano en México por las autoridades de salud ha provocado daños en ratas, de acuerdo con el documento MSL-18175, elaborado y escondido por la propia transnacional y hecho público la semana pasada en Alemania.

      Y más datos relacionados en esta web

A %d blogueros les gusta esto: