Mitos de la Revolución Mexicana II ¿desmitificar o destruir los referentes del pueblo?

por Pok

Que si hay mitos, los hay pero, eso no es lo grave

Desmitificar a unos por un lado mientras otros mitifican a la contra parte por otro lado.

Esta entrada nace de un comentario dejado por el lector Leunades, en el post de la entrevista que realizo Javier Solórzano al historiador Alejandro Rosas sobre su libro “Mitos de la Historia de México”, en la entrevista se habla sobre los “Mitos de la revolución Mexicana”. (quien no la haya escuchado, puede hacerlo en este enlace)

El mensaje de nuestro lector Leunades lo pueden ver en ese post. Para esta entrada hice una adaptación de él:

¿Desmitificar la historia o destruir los referentes del pueblo?

La entrevista de Solórzano es grata como siempre son sus entrevistas y su inteligencia sin embargo, cuando se da a entender que “la Revolución no sirvió para nada”, no quedo conforme:

El historiador Alejandro Rosas dice que hay pendientes y que no es posible que después de haber tenido una Revolución, en la actualidad haya más de 50 millones de pobres, estoy de acuerdo y también concuerdo en que debe volverse a tomar esos ideales de justicia en un nuevo movimiento social.

Su principal queja es que se han mitificado las figuras de los líderes revolucionarios, también es cierto, eran personas de carne y hueso, ni santos ni demonios. Que se traicionaron los ideales del movimiento revolucionario, es verdad. Pero en el fondo veo que se le resta importancia a la revolución con el argumento de que prácticamente quedamos en las mismas.

Qué no sirvió para nada o está muerta: ¿Acaso si no hubiera habido ese levantamiento armado aún seguiríamos siendo trabajadores en las fincas y las haciendas porfiristas? por cierto que los porfiristas están dignamente representados hoy por los panistas y priístas neoliberales.

Sí, existía una esclavitud de seres humanos, llevada al extremo, con los indígenas  que eran desterrados en el norte (los yaquis de Sonora) y vendidos como esclavos a las haciendas henequeneras de Yucatán y a otros latifundios que solo pudieron prosperar gracias al sufrimiento de los trabajadores, siempre humillados y condenados al endeudamiento en las famosas tiendas de raya. (Además del sometimiento de los indígenas mayas, y los demás grupos indígenas en todo el país y de grupos de inmigrantes como los chinos), ¿A caso ya se nos olvido esto? ¡Pero si lo seguimos viviendo en la actualidad! los obreros y empleados de la actualidad están condenados a vivir al día, y cada día mas mexicanos entran en esta condición de ganar solo lo necesario para sobrevivir.

Si no se hubiera presentado esa situación de enorme injusticia en el país, nunca hubiera existido ni la División del Norte ni las fuerzas de Pascual Orozco. Igualmente hoy, si la situación de injusticia social no fuera tan grave no habría por que temer levantamientos populares.

Es cierto que la revolución mexicana no logro sus objetivos pero, fue gracias a que fue traicionada por los moderados, que le temieron a los radicales de Villa y Zapata, aún así y con la presencia de esos grupos moderados,  hubo una época de avances en la cual se logro recuperar el petróleo y se benefició en cierta medida a la población: servicios de salud pública, educación, los ferrocarriles y otros proyectos que en la últimas décadas han sido echados abajo por el PRI, (partido que se robo la revolución institucionalizándola), en ese lapso también  se creo una cierta prosperidad social, nunca llevada a todos los mexicanos, se crearon centros de enseñanza de primer nivel como la UNAM y el Instituto Politécnico Nacional, de donde salieron ingenieros y científicos como los que desarrollaron la industria petrolera y otras industrias, -¿sabían ustedes que fueron ingenieros mexicanos quienes desarrollaron los sistemas de pilotes hidráulicos para la construcción, especialmente de rascacielos y puentes para zonas sísmicas o terrenos difíciles y que estas ingenierías son en las que se basan ingenierías actuales para rascacielos mayores que pueden soportar la fuerza del viento gracias a que ese sistema les permite tener cierto movimiento?. De esas instituciones salieron grandes médicos y científicos, muchos de los cuales tuvieron y siguen teniendo que emigrar a Estados Unidos o a Europa por falta de oportunidades en este país. Se desarrollaron las artes, la literatura, el cine, este último, de una manera tal que tuvo que ser saboteado por la industria de hollywood para no tener una competencia en el mercado de habla hispana que es uno de los que más redituan a las compañías gringas, pero a todo eso le ha dado la puntilla final el TLC y los neoliberales del PRI y del PAN.

La revolución no se saboteo en la década de 1920, se ha venido saboteando desde entonces hasta la actualidad, donde ya casi no vemos ninguno de los logros que tuvo y a cambio, el neoliberalismo nos ha dejado esta escuálida seudo democracia priísta-panista que únicamente ha permitido que unos cuantos se vuelvan inmensamente ricos y millones vivan en la pobreza, el neoliberalismo es contrario al pueblo pues también le ha hecho dos fraudes a su voluntad de querer elegir gobiernos de izquierda, el más reciente documentado por el buen Mandoki junto con el movimiento lopezobradorista y que  quisiera ver que fuera analizado de manera seria por nuestros historiadores actuales, con la misma manera concienzuda con la que “desmitifican” la historia oficial, y ver si se siguen atreviendo a hablar de un país dividido entre seguidores de AMLO y Calderón, un país dividido entre sur y norte. No, el país está dividido entre una élite viviendo en el primer mundo y una mayoría cada vez más pobre, viendo que su futuro se esfuma. No me sorprendería ver en sus libros de historia futuros que el fraude, si existió, sólo fue en medio México y para la otra mitad existió un gobierno democrático.

Me imagino a algún buen periodista como Solórzano en una hipotética entrevista  al mismo Zapata o Villa, estos lo primero que propondrían sería combatir a los políticos adulados por estos intelectuales neoconservadores y a estos últimos ponerlos en capilla por apoyar a los traidores a México;  vaya desgracia de tener estos letrados que tenemos por historiadores que le siguen rebuscando a nuestros grandes héroes y caudillos, es cierto, no se les debe mitificar pero tampoco andar buscando obsesivamente en los recovecos de su vida deslices a Juárez o Cárdenas para, por todos los medios, bajarlos del pedestal y subir a Iturbide, Miramón y Porfirio Díaz.

Se que mis palabras no agradaran a mas de uno pero los historiadores que tanto se quejan de la historia oficial para convertirse ellos en quienes, ahora sí tiene la historia verdadera ¿Por qué no procuran hacerla mas accesible para la gente y empiezan por poner a la mano de todos la consulta de documentos para en verdad tener la historia en todo su esplendor y no sólo la interpretación que ellos le quieran dar?

Me parece graciosa la queja del entrevistado diciendo que el pueblo debería de conocer mas su historia pero ¿para qué va a saberla si lo único que va a encontrar es una desacralización de sus héroes  en lugar de darle alternativas? y esto es el fondo del asunto, que al conocer su historia encuentre formas para erradicar su condición de explotación y pobreza histórica, por que las investigaciones de los historiadores de hoy solo quedan en sus platicas de café y presentaciones de libros mientras la gente pobre que también está haciendo la historia actual, la que no será contada por que es la historia de los vencidos, ese pueblo es el que sufre y muere a diario, pero a nuestros historiadores no les importa destruir sus referentes históricos, lo poco que motiva al pueblo a defender su país, ya sea que estén en el movimiento obradorista o zapatista, en el movimiento magisterial, minero o indígena. ¿Para qué admiran a Villa si era un bandolero que si se los hubiera encontrado a ustedes, trabajadores de hoy, los hubiera mandado fusilar? ¿para qué rememoran a Zapata si era un terrateniente, que le gustaba tener en sus ropas botonaduras de oro y también gustaba de la comida francesa? No tienen héroes, sus hechos no merecen que los rememoren ni que los imiten, mejor sigan construyendo la naciente democracia.

Si en México existiera esa democracia naciente de la que hablan (que pudo haber existido haya por el año 2000), no existirían grupos armados a lo largo del país, no habría necesidad de entrevistas para calmar a esos grupos guerrilleros y decirles lo malo que es la violencia, que se olviden de sus antepasados muertos en las luchas de independencia, la reforma y la revolución  y que substituyan a Zapata, Morelos o Felipe Ángeles por la nueva izquierda de los chuchos, y hasta por Peña Nieto que usará a los personajes de telenovela, a la gaviota, o algún panista que aparezca y use al chavo, el ñoño y la popis como sus verdaderos referentes  de una política moderada centrada y responsable tipo partido social demócrata que no son más que otros hipócrita seudo izquierda.

Tengo la corazonada de que el discurso del historiador Rosas es una manifestación de temor y una manera de dirigirse a los grupos armados para decirles que la vía de la violencia no es la mejor para este país ante el fantasma de que en 2010 pudiera surgir un levantamiento armado y también una manera de apaciguar a la población ante la eventual tentación de apoyarlos. Yo también creo que no sería lo mejor, empeoraría la situación y los vecinos del norte estarían muy listos para ver en que se benefician de una situación de caos, si de por sí, en tiempos de supuesta calma están aprovechándose y consiguiendo penetrar mas su influencia en nuestro país.

Pero entonces ¿qué vía nos queda?, ¿la democrática? con este sistema de partidos corruptos y donde el principal parido de izquierda (PRD) no es mas que un engaño de izquierda, con esa corriente infiltrada en él, llamada “Nueva” y que su moderación convenenciera la hace traidora de la verdadera izquierda. Creo que no, algo ideal sería la concientización del pueblo, para un movimiento social, (y en la medida de lo posible pacifico), algo parecido a lo que busca López Obrador; es una labor titánica viendo los niveles de educación de la mayoría de los mexicanos, que seguimos siendo “ilustrados” por la Televisión y sus “historiadores” tipo Enrique Krauze.

En todo caso si la Revolución Mexicana quedó “congelada”, fue traicionada, hay que “descongelarla” y reivindicarla con un nuevo movimiento social, más consciente, más sabedor de lo que quiere, sabiendo también que no gustará al imperio y a la ultra dercha, sabiendo que se le puede infiltrar gente que frene los cambios que se buscan, teniendo claro que será combatido de muchas maneras y que por lo mismo debe ser un movimiento muy cohesionado para no permitir rupturas y cuando estas se den de inmediato enmendarlas. ¿Y qué mejor que 2010 para iniciarlo y llevarlo a cumplir sus objetivos?


Gracias al lector Leunades por dejar su comentario

3 comentarios to “Mitos de la Revolución Mexicana II ¿desmitificar o destruir los referentes del pueblo?”

  1. Saludos., me podrian ayudar ya que no puedo escuchar radio bemba ni radio trinchera

    Hola Anzcreer: Radio trinchera no transmite continuamente por lo que es posible que hayas entrado en un momento en q no habia transmisión y radio bemba si. Te soy los links y en tu reproductor de audio en “file” dale en add URL y te aparecera un cuadro de dialogo para que metas el link de la estación que quieres escuchar>

    Radio bemba: http://transmision.radiobemba.org:8000/

    Radio Trinchera creo que cambio su direccion, es esta: http://www.giss.tv:8001/zapo.ogg

  2. sabes tiene mucha razon amigo :D
    tal solo tengo 18 años y comprendo todo lo que dises la revolucion de ase ya casi 100 años ya murio tedriamos que aser otra apra que esos derechos y lo que querian nuestros heroes se reviva o aser nuevo ideales que se adapten a nuestra sociedad

  3. disen puras mentiras

A %d blogueros les gusta esto: