A los neoliberales no les importa la cultura, la historia y menos la alimentación.

por Pok

Avanza Contaminación de Maíz Mexicano

Tomado de MacheteArte

Gracias al gobierno panista que está permitiendo este atropello cultural, histórico y alimentario, en menos de un año, la presencia de transgenes en el maíz de Oaxaca no sólo continúa en ese estado, sino que se ha extendido a Veracruz, Yucatán y Guanajuato, documenta un estudio de científicos mexicanos y estadounidenses difundido por la revista “PLoS ONE”.

La contaminación con transgenes –que son genes o proteínas de un organismo incorporados mediante la tecnología de ADN recombinante o transgénesis al genoma de otro organismo, en este caso al maíz— está ya presente en el 5 por ciento de los acervos de maíz a nivel nacional, en 13 por ciento de los del sureste y en casi 3 por ciento de los acervos del centro-occidente del país, revelan los principales resultados del estudio obtenidos tras más de 4 años de trabajo de campo, laboratorio y modelación matemática.

El nacimiento de los Partidos Políticos desde mediados del siglo XIX se debió a la real diferencia entre los dueños de las fábricas, las poquísimas familias ricas en los países y la inmensa cantidad de obreros, campesinos y pobres de todo el mundo.

El estudio fue realizado por un grupo multidisciplinario de científicos. “La presencia de transgenes en el maíz nacional avanza de manera ilegal sin que exista por parte de las autoridades monitoreo, respeto a las leyes de bioseguridad o medidas de control alguno para detener la contaminación del grano nacional”, señaló Elena Álvarez Buylla, quien consideró que el país aún está a tiempo de detener un mayor ingreso de transgenes al maíz nacional.

“En algunas zonas la presencia de transgenes es significativa, pero todavía estamos a tiempo de controlar este ingreso si hay voluntad política del gobierno, se aplica la regulación adecuada y participamos juntos, autoridades realmente comprometidas con el interés público, científicos libres de conflicto de intereses y las comunidades afectadas”, señaló Álvarez Buylla.

La investigadora aclaró que los campesinos no cuentan con herramientas diagnósticas para identificar maíz con transgenes, los cuales no se pueden distinguir a simple vista. “Algunas empresas extranjeras que producen los transgénicos venden las pruebas diagnósticas para identificar las proteínas, así que ellas hacen negocio siempre que haya transgenes en el maíz”, señaló.

A %d blogueros les gusta esto: