Rusia reconoce la independencia de Abjasia y Osetia del Sur

por Pok

Esperemos que esto no llegue a una confrontación más grave pero por lo que se ve parece que no terminará en nada bueno. Párrafos abajo leerán que USA y Europa Occidental dicen que esto que ha hecho Rusia es ilegal, lamentable, que viola no se que, etc., sin embargo tanto USA como los principales actores de Europa Occidental no han parado de “buscarle tres pies al gato” ¿porqué sí fue legal y apropiado fragmentar a Yugoslavia? (recientemente Kosovo se convirtió en otro fragmento), ¿porqué USA y sus aliados europeos fomentan la independencia de regiones en Bolivia? ¿porqué USA puede desplegar su escudo anti-misiles en el oriente de Europa? imaginen que Rusia hace algo parecido en a lo anterior pero en Cuba o Venezuela, impensable, verdad, pero eso esta haciendo USA cerca de las fronteras rusas y creo que Rusia no puede quedarse sentada esperando. Si hacen todo eso, que no les sorprenda que Rusia tome medidas como está que, son menores comparadas con lo que hace USA apoyado por la OTAN, hoy mismo un bombardeo de USA en Afganistán mató a 60 niños, parece que esto último sí es legal o al menos admisible!!! Deben parar todos y los primeros son quienes gobiernan USA!

Video en inglés

Videos en inglés, español y otros idiomas con fragmentos de programas informativos de TV tanto de quienes apoyan la decisión de Rusia como de quienes están en contra.

Porqué hablan en el siguiente video de desafío a la comunidad internacional por parte de los rusos y no hablan en esos términos de la salvaje política exterior de USA y sus aliados europeos en relación a muchos conflictos a todo el mundo??? Y Bush pide que respeten la integridad de Georgia, Bush no tiene ninguna autoridad para pedir respeto solo que sea por su poderío nuclear…

.

Estados Unidos y Georgia condenaron el reconocimiento hecho por el presidente ruso.

La Jornada

Moscú. Rusia reconoció formalmente este martes a las regiones separatistas georgianas de Abjasia y Osetia del Sur como Estados independientes, en un sorprendente nuevo desafío a Occidente y aseguró no temer una “nueva guerra fría”.

El presidente ruso, Dimitri Medvedev, anunció la decisión tras una reunión del Consejo de Seguridad ruso con ministros y jefes militares sobre la crisis en Georgia, ignorando advertencias de potencias occidentales contra este paso.

“He firmado los decretos de reconocimiento de la independencia de Osetia del Sur y de Abjasia por parte de Rusia”, dijo Medvedev en una declaración televisiva, en un podio flanqueado por dos banderas rusas. “Rusia llama a los otros Estados a seguir su ejemplo”, añadió.

El presidente ruso indicó que su decisión fue adoptada “tomando en cuenta la voluntad de los pueblos de Osetia del Sur y de Abjasia expresada libremente” y de acuerdo a la carta de las Naciones Unidas y una declaración de 1970 sobre la ley internacional. “No es una elección fácil, pero es la única para preservar la vida de la gente”, agregó.

Medvedev sostuvo que Rusia ha demostrado “moderación y paciencia” en sus relaciones con Georgia y buscado una solución negociada a la disputa con Osetia del Sur y Abjasia, pero que el gobierno georgiano no había respondido.

“Desafortunadamente, (estos llamados) fueron ignorados también por la OTAN y por la ONU”, dijo Medvedev.

Celebran separatistas; Georgia condena

Georgia expresó de inmediato su protesta contra esa decisión. Rusia quiere “cambiar las fronteras de Europa por la fuerza”, acusó el presidente georgiano Mijail Saakashvili. El gobierno luchará de todas formas “pacíficamente” para restablecer su integridad territorial, añadió su presidente, casi tres semanas después del inicio del conflicto.

“La decisión de Rusia es totalmente ilegal y no tendrá consecuencia legal, ni para Georgia, ni para el resto del mundo”, afirmó Saakashvili y pidió a los dirigentes occidentales que aceleren la integración de su país en la OTAN y la Unión Europea.

En tanto, los líderes rebeldes de Abjasia y Osetia del Sur elogiaron, en cambio, el paso “histórico” de Rusia de reconocer su independencia, indicó la agencia de prensa rusa Interfax.

Abjasia se declaró dispuesta a firmar un acuerdo de cooperación militar con Rusia. declaró el presidente abjaso, Serguei Bagapch, citado por las agencias rusas. “Estamos dispuestos a firmar con Rusia un tratado de amistad así como acuerdos en el campo militar”, dijoel mandatario citado por Interfax.

Osetia del Sur, en tanto, se declaró “dispuesta” el martes a acoger una base militar rusa en su territorio, declaró su presidente, Eduard Kokoiti.

En tanto, con ráfagas de armas automáticas, concierto de bocinazos, banderas rusas y surosetas agitadas con frenesí, Osetia del Sur expresó su alborozo al enterarse que Rusia reconocía su independencia, un momento que su presidente, Eduard Kokoity, “ha esperado toda su vida”.

Poco después de que la noticia fuera anunciada en la plaza central de la capital, Tsjinvali, por altoparlantes colocados en un camión azul, apareció un coche cuyos ocupantes agitaban tres banderas, la rusa, la suroseta y la de Abjasia, el otro territorio separatista georgiano también reconocido por el Kremlin.

Decenas de personas se concentraron seguidamente en la plaza, mientras los automóviles dieron inicio a un incesante ballet en las calles de la ciudad, entre los numerosos tanques rusos aún presentes, tocando la bocina a más no poder, y con las coloridas banderas ondeando al viento.

El presidente Eduard Kokoity, que llegó en coche, subió a un estrado para dirigirse a sus compatriotas. “Nuestro pueblo ha esperado este día durante 18 años”, declaró en medio de un jaleo ensordecedor. “He esperado este momento toda mi vida”, agregó el líder, que habló en ruso y en oseto.

Un fuerte olor a pólvora invadió Tsjinvali al ritmo de disparos ininterrumpidos en el aire y ráfagas de Kalachnikovs. “Los disparos, los escuchamos desde hace 18 años”, dijo Maia, una vendedora de una tienda situada cerca de edificios en ruinas del gobierno y del Parlamento que no quiso dar su apellido.

Maia hacía alusión de esta manera a las guerras que marcaron la historia de Osetia del Sur desde que proclamó unilateralmente su independencia de Georgia a comienzos de los años 1990, tras la caída de la URSS.

La última de éstas se remonta a la ofensiva de las fuerzas georgianas que intentaron recuperar el territorio en la noche del 7 de agosto.

“Estamos muy contentas, sentimos alegría”, dijo Maia. “Pero aún tenemos miedo de que todo vuelva a empezar. Nunca estaremos tranquilas”, confiesa una colega suya, Larissa, antes de taparse los oídos para atenuar el ruido de los disparos.

Por otra parte, la iniciativa rusa mereció la inmediata condena de Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia, Alemania e Italia, entre otros países occidentales.

La secretaria de Estado estadunidense Condoleezza Rice juzgó “lamentable la aparente intención de Rusia” de reconocer a “dos regiones que han estado en conflicto y se encuentran claramente dentro de las fronteras internacionalmente reconocidas de Georgia por múltiples resoluciones del Consejo de Seguridad” de la ONU.

Gran Bretaña “rechazó tajantemente” la decisión rusa, mientras que Francia la calificó de “lamentable” y Alemania dijo que ésta “contradice el principio de la integridad territorial (…) y por esa razón es inaceptable”. Italia sostuvo que carece de “marco jurídico internacional”.

La presidencia francesa de la Unión Europea (UE) indicó que realiza consultas con sus socios para condenar la decisión rusa.

Asimismo, la presidencia finlandesa de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) afirmó que la actitud de Moscú constituye “una violación de los principios” de esa entidad.

Las tensiones en el Cáucaso sufrieron una escalada desde que las fuerzas rusas entraron en Georgia el 8 de agosto para frustrar el intento georgiano de retomar Osetia del Sur.

Finalmente se logró un alto al fuego, pero Estados Unidos y otras potencias occidentales han acusado a Rusia de romper el acuerdo al mantener tanques y tropas en Georgia.

Un alto general ruso cuestionó el “nivel extremo” de la actividad naval de la OTAN en el mar Negro y dudó que sus fines sean entregar ayuda a Georgia o realizar ejercicios navales de rutina.

“Estamos desconcertados por la extrema actividad de las fuerzas navales de la OTAN en el mar Negro, que continúa incrementándose”, dijo el general Anatoli Nogovitsin, del Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas rusas.

“Ayer dije que había nueve barcos de la OTAN y por la tarde otra fragata de guerra de Estados Unidos pasó por el estrecho del Bósforo”, aseguró.

Osetia del Sur y Abjasia se separaron de Georgia a comienzos de los años 90 con apoyo de Moscú, tras prolongadas guerras separatistas consecutivas al colapso de la Unión Soviética, de la que Georgia formaba parte.

—–

Y se complica más la situación cuando vemos otras piezas moverse: Corea del Norte anuncia que suspende el programa de desnuclearización, pero es lo que provoca USA con su política exterior imperialista.

A %d blogueros les gusta esto: