Los poderosos están obsesionados con llevar a la humanidad a un “Juicio Final”: Hambre, contaminación, enfermedad, etc

por Pok

El siguiente artículo me parece un excelente resumen de muchas entradas que he publicado en este blog, es un poco extenso pero vale la pena leerlo, me llegó a mi correo, es del periodista colombiano Darío Botero Pérez (añado imágenes):

***

DETERIOROS Y REMEDIOS DEFINITIVOS

Darío Botero Pérez

1) Potentados

El deterioro acelerado de las condiciones aptas para la vida de las mayorías, incluyendo especies indefensas, es un propósito deliberado compartido por todos los potentados y sus lacayos, quienes se guían por las desastrosas recetas del Neoliberalismo y no ofrecen ninguna alternativa a la destrucción creciente, pues no tienen forma de detenerla ni de enmendar sus consecuencias. Y si la tuviesen no la aplicarían, porque su propósito expreso, consignado en sus libros sagrados, es precipitar la debacle global mientras ellos confían en que lograrán sobrevivir en sus búnkeres.

Aunque los hechos hablan por sí mismos y su carácter apocalíptico es evidente, el propósito de ocultar su obsesión juicio finalista les impide admitir expresamente que todas sus políticas están dirigidas a ese objetivo sionista (o hasta abrahámico).

A quienes no compartimos tales delirios y preferimos analizar la realidad sin prejuicios, buscando ser objetivos, nos queda fácil comprender el afán de los enemigos comunes por repetir sus inhumanos métodos de exterminio, a los que tantas veces han acudido las clases dominantes en la Historia para impedir el triunfo de los pueblos y mantener los privilegios de sus verdugos.

Actualmente, no sólo se trata de la obsesión religiosa esforzándose por imponer teocracias y perseguir herejes sino del peligro que conlleva el dogmatismo de cualquier tipo, fomentado a propósito por los potentados de todas las ideologías para desatar la catástrofe definitiva que significaría una nueva guerra mundial.

Consideran que con ella podrían repetir las hazañas genocidas del s. XX, mediante las cuales disolvían las crisis económicas asesinando multitudes, mientras conservaban y aumentaban su poder hegemónico sobre las mayorías inermes, honestas y crédulas, víctimas de engaños, estafas y atropellos sin fin gracias a que las mantenían sumidas en la ignorancia, la superstición, el fanatismo, el aislamiento y el terror, prestas a enfrentar a quien les indicasen sus propios verdugos.

Como que no les importan las reflexiones del judío Albert Einstein, quien advirtió sobre el inmenso error y la monumental tragedia que significaría promover una guerra atómica como la que acaricia Israel para despojar a los palestinos y a los árabes de sus tierras.

Pero los sionistas la consideran necesaria para reconstruir su templo de Salomón, que es la condición para proceder a efectuar el Juicio Final. Y es imposible disuadirlos, pues están convencidos de que son los mejores especímenes de la especie y que su ideología es salvífica, superior e incuestionable.

2) Agronegocio

La desmesura de los potentados es inconmensurable, y su capacidad de engaño tampoco tiene límite. Su penetración es enorme entre los gobernantes lacayos en todos los pueblos, independientemente de la ideología que practiquen, de modo que exige una respuesta popular contundente, coherente, transcultural, intracultural y mundial que los detenga.

Desde luego, el desafío universal para los pueblos al borde de la extinción no es asunto de parroquianismos ni localismos, aunque ha de expresarse en cada rincón donde existan seres dignos y amenazas reales al medio ambiente y a las expresiones de Vida, incluyendo la humana.

Las agresiones a la Naturaleza y a la Vida son diversas y absolutamente letales, de modo que tenemos la obligación de detenerlas a la mayor brevedad, pues los daños causados por los chemtrails, por ejemplo, no dejan de envenenar la atmósfera por todo el mundo (Ver http://chemtrailsevilla.)

Últimamente, en Medellín están siendo esparcidos cotidianamente por aviones, como lo puede constatar cualquiera que alce la vista al cielo y observe los chorros de químicos que tardan en dispersarse debido a la densidad de sus tóxicos, mientras los chorros normales causados por efectos térmicos suelen desaparecerá.

Otro ejemplo aterrador son los desastres provocados por proyectos como el HAARP, que causa terremotos, tsunamis, huracanes, sequías e idiotismo colectivo, cada vez mayores y más difíciles de mitigar. Sus promotores tampoco están en condiciones de negarlos, pero procuran que los mass media no los mencionen.

Aunque la amenaza de la guerra es la más macabra y patética, las políticas económicas y sociales promovidas por el Neoliberalismo pueden ser tanto o más nocivas, y están en desarrollo, de modo que no podemos permitir que sigan avanzando.

Una de ellas está dirigida a garantizar que la humanidad no pueda superar la hambruna a pesar de que cuenta con recursos suficientes para lograrlo, siempre y cuando se usen racionalmente y en función del bien común y no de los privilegios de algunos desalmados.

Al respecto, es claro el tenor criminal de los directores de la FAO y del BERD, quienes no dudan en afirmar falsedades para agobiar a los pueblos y asegurarles privilegios crecientes a sus explotadores, mientras procuran reducir las capacidades de la biosfera para sustentar la Vida y para suministrarles alimento suficiente a quienes la tienen.

El anexo “Por qué la FAO y el BERD promueven una agricultura que destruye la agricultura campesina” aporta denuncias contundentes sobre los planes de hambruna extrema, que conviene conocer y difundir para confrontarlos y derrotarlos, pues parten de falacias insostenibles pero que están aplicando aceleradamente por todas partes, mientras destruyen y desacreditan las soluciones probadas por los pueblos durante milenios.

Algunas citas nos aportan una idea clara sobre el desafío y la urgencia de enfrentarlo:

“… ambas autoridades convocan a los gobiernos y al mundo social a abrazar al sector privado como motor y líder de la alimentación mundial… hacen un llamado a que las inversiones y el acaparamiento de tierras se generalicen al mundo entero…, llaman a los gobiernos a facilitar los grandes negocios privados en agricultura… . Los señores Graziano da Silva y Chakrabarti hacen en el artículo una serie de aseveraciones sesgadas y que ocultan la real situación de la agricultura y la alimentación. Presentando a Rusia, Ucrania y Kasakhstan como ejemplos de éxito del agronegocio los que han permitido que estos países pasen de ser “la tierras baldías de los 90” a ser actualmente “los principales exportadores de cereales”, no mencionan en momento alguno que las cifras oficiales muestran que en los tres países mencionados la productividad es muchísimo más alta en las tierras en manos campesinas que en aquéllas en manos del agronegocio

Tampoco mencionan que -cuando existen las cifras oficiales al respecto, como en la Unión Europea, Colombia y Brasil-se muestra una y otra vez que la agricultura campesina es más eficiente y productiva que la empresarial, lo que también ha sido confirmado por diversos estudios en Asia, África y América Latina.

Un magistral resumen del desastre agrícola causado por los potentados e impulsado por sus lacayos incondicionales empotrados en las agencias internacionales y en los gobiernos piramidales de los países, se puede leer en el siguiente párrafo, que también me permito subrayar: El avance del agronegocio sólo ha exacerbado la pobreza, destruido la capacidad de la agricultura de dar trabajo, ha multiplicado la contaminación y la destrucción ambiental, ha traído de vuelta la lacra del trabajo esclavo y ha provocado las crisis alimentarias y climática de las últimas décadas”

En consecuencia, no hay dudas de que el Director General de la Organización para la Agricultura y la Alimentación promueva el exterminio de la agricultura campesina y el avance del acaparamiento de tierras”.

Contra toda evidencia, “el director general de la FAO estima que lo que le pone freno a la producción agrícola son los “niveles relativamente altos de protección, falta de riego, fincas pequeñas y anti-económicas”. Son cuatro elementos que destaca la teoría neoliberal para apoderarse de la agricultura campesina ancestral que ha garantizado el sostenimiento milenario de los pueblos a pesar de la concentración en la propiedad de las tierras que limita las áreas de cultivo y sume en la miseria a las mayorías.

Con su canallada, los potentados pretenden asegurar las hambrunas que nos han decretado. Pero basta distribuir entre los campesinos auténticos las tierras que acaparan para que los productores tradicionales multipliquen su producción de alimentos, exorcizando las maldiciones de los potentados interesados en rendir por hambre a las mayorías. Desde luego, es lo que hay que hacer, y lo haremos.

Aunque al gran personaje no le importa, “También nos preguntamos ¿a dónde irán las familias campesinas si este programa de conversión a una agricultura centrada en megafincas industriales se lleva a cabo?”

Las amenazas no surgen sólo del abandono que la FAO hace de su misión. También es grave que el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo promueva e invierta en el acaparamiento de tierras y la entrega de la agricultura al agronegocio, más aún cuando hoy ha expandido su área de trabajo al norte de África

Lo que la agricultura y el planeta necesitan actualmente es justamente lo contrario de los propuesto por los Señores Graziano da Silva y Chakrabarti. Lo que la humanidad y los que padecen de hambre en el mundo necesitan es el sustento de las agro-culturas del campo, que constituyen las formas de vida de la mitad de la humanidad y hacen posible la agricultura campesina. Porque es más eficiente y productiva, porque aún entrega al menos la mitad de la alimentación mundial y gran parte del trabajo en el campo, porque ayuda a enfriar el planeta, la agricultura campesina debe ser fortalecida y protegida.

“La producción de alimentos y las formas de vida campesinas e indígenas no pueden ser destruidas para crear una nueva fuente de mega negocios en manos de un grupo ínfimo de personas. Las tierras y territorios deben dejar de ser una mercancía y volver a las manos de los pueblos del campo; necesitamos reformas agrarias profundas, integrales y efectivas, sin acaparamientos de la tierra por inversionistas que solo buscan el lucro. Necesitamos más comunidades y familias campesinas e indígenas desarrollando su agricultura con dignidad y respeto y no agronegocios”.

3 Dechado de amenazas

Desde luego, las ofensivas son múltiples y se presentan en todos los escenarios, pues la osadía de los potentados es inaudita. Cada vez se manifiesta más letal, apurada y nítida en la medida en que sus bajezas quedan desenmascaradas y es mayor el riesgo de que la Humanidad se les atraviese y les impida sacar adelantes sus planes apocalípticos, buscando protegerse y perpetuarse. O sea, es posible que la gente decente reaccione oportuna y dignamente, enterrando la Historia y a sus grandes beneficiarios, en vez de permitir que éstos precipiten el Juicio Final.

Nuestra respuesta consciente podría dar al traste con los planes de Fin del Mundo promovidos por el sionismo y sus pares abrahámicos, frustrando a los lagartos de todos los pelambres que se apuran en adoptarlos como su guía gubernamental.

Como lo soñaba la sionista atea, Ayn Rand, con el propósito perverso de privatizar incondicionalmente la actividad económica en manos de los llamados Atlas (los potentados que todo lo consideran de su propiedad, ya sea por derecho de pernada o de cuna o de sicópata), el Neoliberalismo les niega el derecho de poseer propiedad privada a las mayorías con más eficiencia que en los llamados estados socialistas.

La destrucción de la agricultura tradicional y la gran cantidad de problemas que causa su pérdida, se complementa con otras iniciativas aterradoras, ciertamente más graves que los problemas artificiales o convencionales causados por el arbitrario monopolio de las finanzas por los banqueros ladrones, pues estas tropelías las podemos resolver de un plumazo recuperando la soberanía económica que, de todos modos, sigue perteneciendo a los pueblos y nadie está en condiciones de arrebatárselas si no lo quieren ni se dejan engañar.

Naturalmente, las proyecciones ruinosas del FMI para España y Grecia, cuyo PIB caería más de lo dicho por ellos, se hacen en el marco de la crisis de la deuda pública, que ha sido estimulada por particulares que estafan a sus compatriotas y no responden penalmente por sus delitos. Es totalmente imputable a la connivencia entre financistas y politiqueros, ladrones todos ellos, pero insisten en que la paguen los pueblos.

Desde luego, la reducción en el PIB es inevitable en las condiciones perversas estimuladas por las agencias al servicio de los potentados, incluidos los bancos que les pertenecen y que han protagonizado monumentales estafas que han puesto a pagar a los pueblos indefensos e inermes.

Por fortuna, esos pueblos inermes e indefensos son invencibles cuando abren los ojos y se unen, lo cual es bastante esperanzador para los desahuciados, aunque aterra a los potentados.

En la versión inicial de este escrito, que logré enviarles a unos cuantos destinos, pero no a la mayoría debido a los bloqueos de mis cuentas al que aludo en la sección de anexos, no incluí un valioso documento sobre la respuesta de los islandeses a las estafas financieras de que también fueron víctimas pero que el pueblo no toleró, no pagó y no perdonó.

Su actitud ha sido ejemplar y constituye una guía real para que los pueblos se deshagan de sus verdugos tradicionales en un acto de soberanía que confirma lo que ha sido una convicción libertaria cada vez más indispensable de reivindicar. A saber, que el poder reside en el pueblo.

Recomiendo, entonces, la lectura del anexo

También es claro que la capacidad productiva instalada no ha desaparecido, aunque esté subutilizada. Tampoco los empresarios ni los trabajadores han perdido sus habilidades productivas.

Además, hay un mercado interno mal abastecido, ávido de productos y servicios para consumir pero condenado a la miseria eterna por los banqueros y demás potentados causantes de la crisis definitiva del sistema.

El propósito perverso de los enemigos comunes que proyectan continuar sus depredaciones, es que la gente común y corriente se olvide de sus conquistas materializadas en el Estado de Bienestar.

Se busca que la gente pierda el respeto por si misma al verse sumida en el hambre y la discriminación, como lo estamos viendo en USA y Europa, pues la estrategia va bien avanzada y cada vez hay más sectores sociales sumidos en la miseria, viviendo en la calle y rebuscándose la comida en los potes de basura sin contar con seguridad social.

Por tanto, es necesario detener la ofensiva neoliberal rápidamente, antes de que nos bestialicemos y perdamos la noción de la realidad y el recuerdo de las conquistas de la civilización que la Historia siempre le arrebata a las mayorías pero que, ahora, estamos a punto de disfrutar todos, sin discriminaciones ni mezquindades, pues están dadas las condiciones materiales adecuadas.

En tales circunstancias, es absurdo que la población productiva se resigne a la miseria que le ha decretado la élite parasitaria que controla la economía formal o monetaria o financiera o bancaria, especulativa y convencional.

A los enemigos comunes e impunes basta despojarlos del monopolio arbitrario de la moneda que les han concedido los gobiernos a través de la Historia, o que les han exigido a sus títeres que fungen de gobernantes, como los presidentes de USA manejados por las momias de la Continuity of Govermment (Dick Cheney, Donald Rumsfeld, Henry Kissinger y otros siempre vinculados al gobierno, sin importar el partido al que pertenezca).

Considerando que las monedas en circulación no valen nada desde que perdieron su convertibilidad en oro, lo cual no obsta para que los mercados funcionen, basta que los pueblos resuelvan dotarse de monedas propias en cantidades adecuadas a su oferta de productos y servicios, y que las distribuyan en concordancia entre los diferentes agentes económicos, para que la economía funcione óptimamente, sin parásitos ni estorbos que la interfieran a título de intermediarios indispensables, como los banqueros zánganos y estériles que monopolizan el crédito, los ahorros y el poder que otorga el dinero en las sociedades mercantiles, lo cual les permite distorsionar la economía real a su arbitrio.

Pero a pesar de las percepciones y los prejuicios infundados asociados al fetiche conocido como dinero, las maromas monetarias no alcanzan a privar a los ciudadanos de sus capacidades productivas ni creativas, ni de su habilidad para trabajar, por mucho que se esmeren los tecnócratas neoliberales en regir la realidad mediante sus absurdas recetas, impidiéndoles a los individuos aptos el acceso a los medios requeridos para producir.

Basta que los pueblos decidan recuperarlos para que la economía real marche bien, satisfaciendo necesidades de consumo auténticas, produciendo riqueza verdadera e impidiendo que los farsantes nos condenen a la miseria por mera arbitrariedad y degeneración propias de sicópatas.

Desde luego, una medida tan sencilla, práctica y poderosa constituye una auténtica revolución al dar al traste con los estafadores que han dominado durante el período que fenece en todas las sociedades piramidales que han imperado en la Historia.

Evidentemente, tal revolución tan radical y definitiva no tiene por qué ser cruenta, pues basta un acuerdo social democrático para adoptarla, privando a los estafadores del poder abusivo que han ostentado pero que no están en condiciones de defender si no cuentan con el apoyo de sectores populares que lo hagan por ellos y que cada vez les queda más difícil encontrar.

En cambio, la recuperación del medio ambiente cada vez es más difícil, y en algunos casos ya es imposible. Exige esfuerzos inmensos, de modo que, aunque todo es urgente, es más necesario detener la destrucción mundial y acelerada en curso que resolver los problemas de la deuda y de las estafas financieras que cocinan los potentados inescrupulosos en los modernos casinos llamados “bolsas de valores” e instituciones financieras.

Agresiones criminales complementarias e insoportables son las actividades extractivas que están depredando la biosfera y sus formaciones geológicas sagradas; o la tala de las selvas; o la caza y pesca indiscriminadas, que amenazan con agotar una inmensa fuente de proteínas para poder precipitar la hambruna; o la construcción de mega obras que desestabilizan los terrenos y destruyen nichos de vida; o la ruinosa minería que desplaza la vida, destruye los ecosistemas y envenena las aguas, los suelos y la atmósfera; y tantas bestialidades más que están convirtiendo el mundo en un basurero tóxico.

4 Ciudades modelo

Una iniciativa neoliberal particularmente perversa, escandalosa y osada es la que pretende privatizar las ciudades en beneficio de algunos inversionistas extranjeros absolutamente inhumanos y arrogantes. Al efecto, la disposición del lacayo Porfirio Lobo en Honduras, luego de que su régimen espurio fue avalado por Juan Manuel Santos Calderón y Rafael Hugo Chávez Frías, ha permitido que salga a la luz a un propósito absolutamente vil, dirigido a expropiar a los ciudadanos hasta de su identidad y a los estados de sus territorios y riquezas naturales.

Me refiero a las denuncias hechas en el anexo “Ciudades modelo, neocolonialismo y política vernácula” sobre las propuestas del “académico Paul Rommer, padre de las charter cities y aspirante a reemplazo de Friedman en el camino de reproducción del capitalismo”.

Por fortuna, el proyecto todavía no cuenta con el consenso por parte de los cipayos hondureños quienes, de todos modos, no son tan tontos como el señor presidente impuesto por Roberto Michelleti y similares yerbas venenosas: “… el tema no cuenta con el apoyo de toda la derecha criolla, que aún no entiende cómo puede salir beneficiada de un proyecto que a todas luces margina un amplio sector de la burguesía”.

Además, el pueblo está arisco y dispuesto a rechazar el despojo incondicional de su soberanía. Por tanto, “… el elemento novedoso en el proceso es el rechazo militante contra esta nueva forma de colonialismo proveniente de sectores sociales, y del Partido LIBRE, que conforman la oposición de la mayoría del pueblo hondureño”.

El peligro es inmenso, y abarca a todos los gobiernos de cipayos, de modo que tenemos que denunciarlo abierta y ampliamente antes de que lo inauguren en Honduras, que sería el conejillo de indias para esta nueva ofensiva neoliberal que empezó en 1973 en Chile: “Asumiendo que la sala de los constitucional vote uno de los dos recursos de inconstitucionalidad contra la Ley de Regiones Especiales de Desarrollo (así se llama la ley de ciudades modelo), debido a la presión de los cabildeos del presidente del legislativo, la decisión pasaría al pleno de la Corte, donde la ultraderecha conserva un gran poder, que podría al menos demorar su fallo hasta que pasen las elecciones, tiempo en el que decidirían si el asunto les conviene o no”

“Hasta la fecha, la mayor limitante que han tenido para elaborar mejor sobre las ciudades modelo ha sido justamente el hecho de que Honduras sería un laboratorio para las mismas; como tal, el proyecto de Rommer no existe en la práctica, aunque se invocan ejemplos, asiáticos principalmente, que están atados a sendos procesos históricos que nada tienen que ver con la realidad hondureña. La falta de aplicación práctica, ha provocado, como es natural, la ausencia de desarrollo teórico, y, por lo tanto, del tan preciado material de mercadeo para vender esta ilusión; tanta es la necesidad por validar esta teoría que Rommer corre hacia Honduras para que sea su conejillo de indias, una vez que se ha consumado el golpe de estado que postra la economía de este pobre país”

“El neoliberalismo se encuentra en una crisis profunda; las ciudades modelo son una propuesta para encontrar la salida que permita al capitalismo mutar a una nueva forma, en la que los únicos Estados Nación posibles son aquellos que pueden defender por la fuerza su existencia, todos los demás son candidatos al desmembramiento”…

“Este es un proyecto neocolonial, que en Honduras se aprovecha de la voracidad y la torpeza de una clase política analfabeta que ni siquiera se ha dado cuenta que arrastra hasta un amplio sector de la clase dominante a un destino fatal”.

Sin dudas, el peligro que representa esta propuesta obliga a todos los demócratas del Mundo a rechazarla contundentemente, enfatizando la abyección de los oligarcas criollos, tan ineptos, vendepatrias y ambiciosos.

Según concluye el escrito citado: “Al final, la lucha formidable del pueblo organizado tiende a convertirse en una fuerza decisiva en este proceso crucial, y la subsistencia del Estado nación, depende mucho de la presión popular que debe multiplicarse día a día, y adoptar todas las formas posibles”

Desde luego, las ciudades modelo en manos de inversionistas privados son la consecuencia lógica de la `privatización a ultranza de la riqueza pública que pregona el fatal Neoliberalismo.

Constituyen una sofisticación del mero despojo abusivo al que pretenden someter a los países europeos para amortizar la espuria deuda soberana, que no están en condiciones de pagar porque las argucias de los banqueros lo han determinado así, pasando por buenos negociantes que van a la fija y cada vez hunden más a sus deudores para arruinarlos o declararlos insolventes y en quiebra.

Sus garantías son el patrimonio público y las riquezas naturales, porque los politiqueros cipayos a ello se avienen sin tener ningún derecho pero actuando como seres superiores que no pueden perder la oportunidad de ganarse algunas comisiones por su servicio a la patria.

De ahí que algunos acreedores le estén echando el ojo a las islas griegas, tan numerosas, bellas y provocativas. Esperan apropiárselas a cambio de divisas basura y deudas ilegítimas. Igual les espera a España, Portugal, Irlanda, Chipre y los demás que vayan cayendo, como Francia e Italia.

No obstante, no son deudas del pueblo sino de los banqueros estafadores que lo esquilman para otorgarse ganancias extraordinarias; lo han despojado de sus casas; pretenden arrebatarle todas sus conquistas sociales, obtenidas en luchas heroicas, y quieren obligarlo a que pague lo que se han robado los banqueros a la vista de todos y con la obvia complicidad de las autoridades lacayas.

Por fortuna, esto es así y ya les queda difícil negarlo, pues las mayorías lo han entendido y no están resueltas a soportarlo durante más tiempo. Lo rechazan sin pedirle permiso a ningún supuesto representante.

Intervienen directamente, como debe ser, de modo que tú puedes hacerlo cuando quieras; ojalá oportunamente, antes de que alcancen el punto de no retorno esos enemigos comunes que todos estamos obligados a combatir, pero que no carecen de siervos que los defiendan, como lo vemos con el asesino Bashar al Assad, de modo que el peligro no se despeja y el futuro luminoso que estamos en condiciones de construir no está asegurado.

Pero si las mayorías persistimos, lo lograremos, pues el poder de los potentados es artificial. Depende de los elementos del pueblo que les sirven pero que en cualquier momento pueden abandonarlos, sumándose a sus pueblos y negándose a matar a sus semejantes, como debe ser para enterrar la violenta Historia, remplazándola por una sociedad realmente pacífica y superior que tenemos los medios materiales para garantizar.

El sueño es factible; basta que una masa crítica de seres lúcidos y dignos decida materializarlo. Desde luego, tú tienes todo el derecho a participar, aunque nadie te puede obligar. Es cuestión de tu conciencia y de los intereses personales que te inspiren. ¡Allá tú!

5 Anexos

1. Por qué la FAO y el BERD promueven una agricultura que destruye la agricultura campesina

2. Ciudades modelo, neocolonialismo y política vernácula

3. Debido a que he sido víctima de Google al bloquearme cuentas con la peregrina excusa de haber detectado movimientos inusuales, o algo parecido, lo cual se resolvería suministrándoles un número de celular al que me enviarían una clave de recuperación, transcribo el siguiente comentario que extraje de un enlace a los chemtrails de Sevilla

http://chemtrailsevilla.wordpress.com

quarito

SEPTIEMBRE 19, 2012 @ 9:21 AM

Punto aparte; has visto ‘la nueva jugada’ de google, el servidor de la tirania del nuevo orden mundial? Has observado lo insistente que estan poniendose para que los usuarios empiecen a usar ahor asu nombre completo y real en youtube? Y molesta a cada rato con la pantallita esa para que aceptes, y sino, te lleva a una ventana donde te obliga a dar una explicacion de por que no aceptas….Y si pones atencion veras que en la imagen donde pone “asi apareceras” (o algo asi por el estilo) nuevamente vemos el distintivo infame del nuevo orden mundial: la famosa piramide con un ojo en el centro y con rayos que simbolizan el dios de estos malditos, lucifer mismos. Observen con atencion nada mas el logo que aparece. Ya lo tienen ustedes, google, al servicio del nuevo orden mundial…

4. Islandia y el rechazo de la austeridad

3 comentarios to “Los poderosos están obsesionados con llevar a la humanidad a un “Juicio Final”: Hambre, contaminación, enfermedad, etc”

  1. Está cañon , hay que actuar pero ………como ? individualmente no es factible. como actuar, ya lo estamos viviendo, nos tienen acorralados.

  2. Mi estimado POK… Es un gusto saber que los amigos de la FINCA LA PENSADA van entrelazando sus letras y compartiendo sus trabajos… Darîo ha sido uno de los primeros en sumarse a partir de la epístola a un diálogo y una comunicación epistolar, todavía recuerdo que algunos me decían que les llovía su producción, pero Darió es un energético que hace una crítica directa y ha estado en la línea en la Colombie durante ya muchos años… enhorabuena… saludos desde la Nord Amérique! Y pos ya vez…claro es que tiene un estilo kilométrico…jejeje

    J.G.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.723 seguidores

%d personas les gusta esto: